El PAN se desbarranca en el Estado de México.

No es una figura.

No es propaganda.

Es una realidad, de acuerdo a lo que marcan las encuestas.

El diario Reforma dio a conocer el jueves su más reciente encuesta sobre la elección del Estado de México.

Si hoy fueran las elecciones para Gobernador, ¿por quién votaría usted?

En Mayo Eruviel Ávila 45%, Alejandro Encinas 17%, Luis Felipe Bravo Mena 12%.

En Marzo Eruviel Ávila 41%, Alejandro Encinas19%, Luis Felipe Bravo Mena 17%.

Vamos, los resultados nos muestran la severísima crisis en la que está metido el PAN y la manera en que el PRD se mantiene como una segunda fuerza consistente, en el Estado de México.

Luis Felipe Bravo Mena simplemente se ha convertido en un aspirante testimonial. No compite, no busca la gubernatura, sino simplemente camina pidiéndole a Dios que ya termine la campaña electoral.

La crisis del PAN es severa y las elecciones de este año son la muestra de que las cosas no mejoran.

En Coahuila, por ejemplo, de acuerdo con una encuesta de El Universal, Rubén Moreira, candidato de los partidos PRI-PVEM-Panal-PSD-PPC, resultaría ganador, con 60% de las preferencias.

En segundo lugar, Guillermo Anaya, el candidato de PAN-UDC, obtendría el 35% de los sufragios, y luego seguirían, con el 3%, Genaro Fuantos Sánchez, del PRD; y con el 2%, Jesús González Schmal, del PT-Convergencia.

Y en Nayarit, apenas el viernes el CEN del PAN dio a conocer su encuesta en donde, para variar, también pierde.

En la encuesta del PAN, Roberto Sandoval, del PRI, quien obtiene el 35 % de las preferencias, seguido de Martha García Gómez, con el 29% de los votos, y después del perredista Guadalupe Acosta Naranjo, con el 12 por ciento.

Al dar a conocer los resultados, el PAN dijo que en el “balance de opiniones positivas y negativas, el desarrollo de las primeras semanas de campaña ha favorecido decisivamente a la abanderada panista, quien no sólo supera a Acosta Naranjo, sino que incluso ya ha logrado superar al candidato del PRI”.

Y desglosa: Martha García tiene un saldo favorable de 32 puntos (57% de opiniones positivas contra 25% negativas).

Guadalupe Acosta Naranjo obtuvo un saldo neutro (36% de opiniones positivas contra 36% negativas).

Roberto Sandoval tiene un balance de 19 puntos (51% de opiniones positivas contra 32% negativas).

Y para acabarla de amolar, salió al aire el delfín del presidente Felipe Calderón para la Presidencia: Ernesto Cordero.

El viernes en entrevista radiofónica, Roy Campos, de Consulta Mitofsky, dijo que de los siete aspirantes panistas a la Presidencia, los miembros del gabinete son los que están peor.

Ernesto Cordero y Alonso Lujambio son los mejores con 6 y 7 puntos respectivamente, es decir, lejísimos.

Y de los panistas, sólo Josefina Vázquez Mota es conocida por poco más de la mitad de la población. Los demás, están por debajo de esa línea.

Esa es la realidad del PAN y esa es la realidad que lleva a Luis Felipe Bravo Mena a estar cada vez más abajo en las encuestas.

Electoralmente, al PAN le está yendo muy mal, y le irá cada vez peor si no rediseña sus estrategias, si no pone orden entre sus cabezas visibles que, día tras día, se empeñan en hundir más a este partido.

Y mientras eso pasa, Bravo Mena sigue perdiendo puntos, reuniéndose con un puñado de simpatizantes, sin emocionar, sin pisar fuerte.