Nuestra ciudad tiene la puerta abierta al mundo….
Somos libres de vivir a nuestro antojo, y no obstante
siempre estamos dispuestos a enfrentar el peligro…
Si bien sólo unos pocos pueden dar origen a una
política, todos nosotros somos capaces de juzgarla.
No consideramos la discusión como un obstáculo
colocado en el camino de la acción política,sino como
un preliminar indispensable para actuar prudentemente.

Pericles



A veces los olvidamos. Las libertades democráticas no son un regalo, ni una condición natural preexistente, sino el resultado de un largo proceso histórico que nos antecede y brinda la oportunidad de participar de la política o por lo menos el derecho legítimo e inviolable de cuestionar el poder arbitrario.

La democracia como la describe Karl Popper en su libro La Sociedad Abierta y sus Enemigos, es el régimen que corresponde al modelo de conocimiento científico falseable, a diferencia de los regímenes autoritarios que parten de una la concepción del conocimiento universal inmutable y verdadero.

Esto revela una característica esencial de la democracia que a veces en nuestro afán de explicara la realidad olvidamos por completo: la democracia conlleva discusión, falseabilidad, humildad y responsabilidad. La oportunidad invaluable de cuestionar el poder y de plantear mecanismos para repartirlo y observar que se utilice de la mejor manera, trae consigo la responsabilidad de aceptar que lo que proponen los otros puede ser cierto y lo que yo propongo puede ser falso.

En ese sentido muchas veces cuando analizamos la realidad podemos llegar a ser plenamente antidemócratas. Admitiendo un mea culpa, en mi artículo Terrorismo o incapacidad de análisis menciono la siguiente frase: La estadística híper-específica no convence a nadie con capacidad de análisis y pensamiento crítico. A pesar de que el argumento completo da sentido a la frase, en ningún momento hablando en un contexto democrático tendría yo derecho a establecer que la capacidad de análisis se debe adecuar a mis propios criterios para ser un análisis correcto. Eso mismo resta validez a mi argumento al caer en justo lo que denuncio que hace el ahora director del CISEN Alejandro Poiré en el mismo artículo. En todo caso se podría replantear como: La estadística híper-específica resulta muy poco convincente para muchos investigadores y analistas, su servidor incluido.

Una última reflexión me lleva a pensar sobre la responsabilidad que implica tener un espacio para expresar una opinión o un juico sobre lo política de un país. Hoy en día los medios facilitan increíblemente la difusión y circulación de información. Las redes sociales se han convertido en un medio de expresión, organización e incluso impulso de la acción política. Es por esto que en un contexto democrático tenemos la responsabilidad de basar la discusión que hagamos en estos medios en argumentos y en el pensamiento crítico, para poder así, como lo proponía Pericles, impulsar un actual político prudente.