Es complicado es unas cuantas líneas hablar de Luis Donaldo Colosio intentare retomar su personalidad a través de relatos de amigos y gentes que convivieron con el y hablan de su lado humano no de intrigas y complots políticos .

Su ultimo adiós fue en magdalena de Kino como olvidar ese gran discurso de diana Laura que erizaba la piel...

Sus amigos como María de las Heras lo recuerdan como el hombre de mal genio, el que tenia dudas, el que preguntaba 100 veces antes de hacerlo el Donaldo que sufría y se irritaba con la miseria de la gente ,ese que le sacaba de quicio la incompetencia, el que explotaba con alguien y después se arrepentía por haberlo echo , el que nunca te decía que lo habías echo bien pero siempre se las arreglaba para que supieras que estaba contento

Luis Donaldo Colosio era un político diferente, adelantado a su época. Rompió con el esquema del candidato inalcanzable: rechazaba los grandes despliegues de seguridad a los que los políticos estaban acostumbrados y se acercaba a las personas. La ciudadanía lo veía como un individuo consciente y con calidad humana, que trabajaría con y para el electorado. Hombre cercano al pueblo, sólo las balas pudieron interponerse en su camino firme hacia los Pinos.

En 1993, Carlos Salinas de Gortari designó personalmente a Luis Donaldo como candidato priista a la Presidencia. Economista especializado en desarrollo rural y economía urbana. Colosio Murrieta era un político prominente al interior del partido, donde desempeñó cargos como diputado, senador, dirigente nacional, además de ocupar la recientemente creada Secretaría de Desarrollo Social.

Sin embargo, su relación con el entonces presidente se fracturó tras un discurso promulgado por Colosio el 6 de marzo frente al Monumento a la Revolución. Envalentonado, pronunció su diatriba sobre un país con diferencias sociales y afectado por la crisis, algo inverosímil para un candidato oficial. “Yo veo un México con hambre y con sed de justicia”, dijo Colosio a la multitud. “Un México de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla. De mujeres y hombres afligidos por el abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales.”

Así pues, a pesar de los 60 años que el Revolucionario Institucional llevaba en el poder, era evidente que Colosio se presentaba como un candidato dispuesto a realizar la separación de funciones entre partido político y gobierno, para ahondar en la democratización y transformación de la política mexicana.

“Sabemos que el origen de muchos de nuestros males se encuentra en una excesiva concentración del poder”, exclamó Luis Donaldo, en un grito que se escuchó fuerte y claro en Los Pinos. “Reformar el poder significa un presidencialismo sujeto estrictamente a los límites constitucionales de su origen republicano y democrático.

La muerte de Luis Donaldo Colosio tuvo diversas consecuencias dentro del panorama nacional. Para el PRI, significó un golpe de credibilidad que contribuyó, de buena manera, a la derrota de Francisco Labastida Ochoa en la contienda electoral de 2000. Además, el propio ex presidente Salinas aseguró, en una entrevista concedida a W Radio, que México no habría enfrentado el error de diciembre si Colosio hubiera llegado al poder.

17 años después de que el fiscal González Pérez comprobó la culpabilidad material de Aburto en el asesinato, sobrevive la sospecha sobre la autoría intelectual del magnicidio. La investigación oficial se encuentra en un expediente que podrá abrirse hasta 2035, fecha en que Mario Aburto cumpla su sentencia de 40 años.

Luis Donaldo Colosio Murrieta nació el l0 de febrero de 1950, en Magdalena de Kino, Sonora. Hijo de Luis Colosio Fernández y de Ofelia Murrieta García. A principios de 1968, ingresó al Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, donde estudió la carrera de Economía. En enero de 1975, Luis Donaldo viaja a la ciudad de Pittsburg, Estados Unidos, para hacer la Maestría en Desarrollo Regional; sin embargo, cambia de universidad y se traslada a la de Pennsylvania, porque allí tenían un mejor plan de estudios y más prestigio académico en la materia. Regresa a Magdalena de Kino a principios de 1977, sólo para volver a partir, ya que es invitado a Viena, Austria, por el Instituto Internacional para el Análisis de Sistemas Aplicados para incorporarse como investigador académico, donde realiza estudios de Doctorado en Economía Regional y Urbana, además de compartir experiencias con especialistas de todo el mundo.

De regreso a México, en 1979, ingresó como catedrático a la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Acatlán, de la UNAM, a la Universidad Anáhuac y a El Colegio de México. En ese mismo año ingresó al PRI y su ascensión fue meteórica, durante 1981 es nombrado Subdirector de Análisis para la Planeación del Centro de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (C.E.P.E.S) del PRI en el Distrito Federal. En el sexenio de Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari, fue nombrado Secretario de Programación y Presupuesto y designa a Luis Donaldo Colosio como Director General de Programación y Presupuesto Regional quien opera, entre otros, los programas de desarrollo regional que llevaron adelante proyectos como PIDER y COPLAMAR, diseñados…

“Veo un México de comunidades indígenas, que no pueden esperar más a las exigencias de justicia, de dignidad y de progreso; de comunidades indígenas que tienen la gran fortaleza de su cohesión, de su cultura y que están dispuestos a creer, a participar, a construir nuevos horizontes.

“Veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla. De mujeres y hombres afligidos por abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales.

Hoy más que nunca parecen tan actuales sus palabras , el reto será retomar los ideales de Colosio que son los ideales del priismo que queremos construir , hoy más que nunca Colosio representa los ideales del PRI que viene , del PRI que sabrá gobernar con responsabilidad y buscara un cambio con paz y tranquilidad, del PRI que sabrá responder al gran reto de lo que México necesita.