* Ley laboral al gusto de líderes y consulta senatorial
* Paz por fin en Ayotizinapa y evaluación a normales



No saben cómo, pero los legisladores están decididos a aprobar las leyes preferentes de Felipe Calderón.

No saben cómo porque ninguna de las dos iniciativas, ni la reforma laboral ni la Ley General de contabilidad Gubernamental, quedarán como lo ha pedido el presidente de la república.

Las dos están bajo revisión y en vías de modificarse.

Ayer Manlio Fabio Beltrones aclaró dos aspectos sustantivos para la reforma laboral: no se modificará ningún artículo constitucional –y menos el 123, al cual el movimiento obrero considera sagrado si no es para eliminar el apartado B- ni se alterarán el derecho de huelga y la autonomía sindical.

Lo cual preserva la sagrada libertad de sindicatos y centrales obreras para manejar sus tesorerías, sus ingresos y sus gastos –sobre todo sus gastos-, sin la presencia auditores externos.

Así se evita la oposición de varios gremios se desactivan protestas y se tranquiliza a las organizaciones corporativistas, de manera especial las dos confederaciones pro gubernamentales, la CTM y la CROC.

Sus dirigentes Joaquín Gamboa Pascoe e Isaías González pueden estar tranquilos: la reforma no transitará hacia democratizaciones y transparencias como pretendía Calderón en el más grande atentado contra el movimiento obrero oficialista.

Ellos y Elba Esther Gordillo, Francisco Hernández Juárez, Martín Esparza y todos los líderes, sin importar si se dicen o no demócratas.



LUZ DEL SENADO Y OSCURIDAD DEL GOBIERNO


En el Senado de la República llama la atención la enorme consulta abierta para la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

Han sido escuchados gobernadores, secretarios de finanzas estatales, expertos en administración pública, presidentes municipales y por supuesto funcionarios del gobierno federal.

A esa decisión llegó el grupo técnico encargado de revisar la iniciativa de Felipe Calderón, en el cual figuran la priísta poblana Blanca Alcalá, el panista Salvador Vega Casillas y el perredista Armando Ríos Píter.

Llama la atención la presencia de Vega Casillas, ex secretario de la Función Pública de Calderón.

No brilló por haber impulsado la transparencia, la buena administración, la vigilancia a funcionarios deshonestos, la persecución de la corrupción y la eficiencia gubernamental.

Sin embargo, ahora ha pretendido pontificar.

Ante ese hecho, el grupo priísta estableció su propia agenda y la senadora Alcalá se rodeó de 21 compañeros para recibir información de expertos.

Todavía anoche sesionaba con ellos y elaboraba sus propuestas.

Las suyas por parte del PRI, más las del PRD y el PAN, se entregarán el miércoles a quien presida la Comisión de Trabajo en el Senado de la República para que a las prisas, agobiado por el tiempo, en horas redacte los cambios y diga cómo se va a unificar la administración pública.

Y sobre todo cómo se va a vigilar a funcionarios federales, estatales y municipales para impedir desvíos y financiamiento a campañas políticas.

Porque el jueves –y en caso extremo el viernes- estará la votación senatorial y en horas será aprobada por la Cámara de Diputados.



CALDERON ARREBATA DERECHOS A PEÑA NIETO


1.- En el gobierno lo califican de circunstancial, pero no parece.

Con sus dos iniciativas preferentes, y en las postrimerías de su administración, Felipe Calderón quita a su sucesor Enrique Peña Nieto la posibilidad de recurrir a este derecho durante tres años.

Si tiene alguna urgencia, deberá esperarse hasta la segunda mitad de su mandato, hasta la próxima Legislatura.

2.- Sin reparar en este hecho, los coordinadores de los dos grupos parlamentarios mayoritarios en el Congreso, Emilio Gamboa y Manlio Fabio Beltrones, se han comprometido a cumplir en tiempo y forma la aprobación de los dos proyectos calderonistas.

Y 3.- la Normal Rural de Ayotzinapa debe comenzar hoy una nueva vida.

El gobernador de Guerrero, Angel Aguirre, firmó acuerdos con los representantes estudiantiles y académicos, abrió espacio a todos los solicitantes de nuevo ingreso y este lunes habrá normalización de clases.

A este buen final llevó el asesinato de estudiantes en diciembre pasado en la autopista México-Acapulco.

Todas las normales, dijo a su vez el secretario José Angel Córdova, están evaluadas por un organismo autónomo.

A ellas se destinaron mil 836 millones de pesos en el sexenio y 151 de ellas tienen nuevas construcciones y 198 cuentan con equipos renovados de laboratorio y cómputo.