Con dos botones de muestra, hay que subrayar, observar, analizar, comentar, los salarios de los funcionarios y de los legisladores oaxaqueños. En ambos casos, sus ingresos rebasan los cinco ceros a la derecha. En Oaxaca,el titular de la Auditoría Superior del Estado, se autoasigna nada menos que, un salario mensual de 107 mil 963 pesos con 30 centavos. Mejor hay que redondeárselo a los 108 mil, ¿no le parece a usted? Ante tanto sacrificio, cómo le vamos a regatear 36 pesos con 70 centavos.

¡Hay que redondeárselo! Sus subalternos cercanos sí que sufren, apenas se acercan a los CIEN MIL mensuales. Multiplicados por doce meses del año, más sus aguinaldos y otras “prestaciones!”, todos y cada uno de ellos, deben de superar el MILLÓN de pesos, anual. ¡Pobrecitos!

De la misma manera, en la (re) cámara de diputados, según la información publicada este jueves 27 de diciembre, su gasto se ha triplicado, en solamente ocho años. Durante la gestión del grupo de Why the Rito, se gastaron la suma de 180 millones de pesos. En aquellos días hubo gritos y sombrerazos, por tan elevado costo de sus inmensos servicios a la sociedad. Los “angelitos” actuales, se llevarán en la bolsa, la suma autoaprobada, de 532 MILLONES de pesos. ¡Cómo no iba a pelear el tricolor su carro completo, que ya se le des…membró! ¿Al ataque mis valientes! ¡Hay que recuperar el terreno!

Los maestros rurales, que son la mayoría de los oaxaqueños, por la ubicación geográfica de sus escuelas y las condiciones en las que trabajan, partiendo del “bondadoso” salario que aquel “borrego” les asignaba, de $6000 al mes – ni trabajo da para escribir esa cantidad- no llega AL AÑO, ni a la “dieta” de un mes, de los diputados. Y si comparamos el grado de dificultad y el tiempo, del trabajo realizado… el Congreso le queda debiendo muchos millones de pesos, anualmente, a los señores profesores, tan criticados y perseguidos por la opinión pública, inducida por la parte gubernamental, a través de los medios de difusión.

El cuento de que los SEIS MIL pesos mensuales alcanzaban para todo…aparte de cruel, fue muy perverso. Pero le sirvió al autor de esa idea, para alcanzar el otro salario…el de los cinco o más ceros a la derecha. En nuestro país, ni un catedrático universitario, se acerca siquiera, a los salarios de los pri vilegiados de siempre.

¡Despilfarro en el Poder Legislativo!¡Despilfarro en la ASE! ¡Es la frase más elocuente y acertada para calificarles! Y qué decir de los otros “funcionarios”, secretarios y demás políticos, estatales y federales. ¿Senadores y gobers preciosos? ¡Uf! ¡Y recontrauf! Entonces, la cosa no anda tan mal en México. Ya existe una clase privilegiada que se reparte los millones. Ahora solamente hace falta que a los MILLONES de miserables y pobretones, nos aumenten tan siquiera un cero más a la derecha, ´para que los salarios de SEIS mil se conviertan en 60 mil y los de 20 mil en 200 mil. ¡Uf! Con eso tendríamos para igualar los salarios y tener un poco de equidad en el país. Miles de jubilados dejaríamos de sufrir y de quejarnos, si se aumentara ese cero a la derecha, en los cheques de la pensión mensual. ¡Apenas si se haría justicia de esa manera! Bueno, algo se nos tenía que ocurrir a causa del 28 de diciembre. Quienes enviaron su trabajo en esa fecha, abordaron sus propias noticias y temas. Lo nuestro es una sugerencia +o--=

¿Cómo superar esa barrera que siempre le ponen a los salarios de las mayorías, para mantenerlos siempre por debajo de los llamados “profesionales”? ¿Será que los diputados, senadores, funcionarios “X”, son todos muy “profesionales”? Muchos de ellos no podrían siquiera acreditar los estudios necesarios para desempeñar la función que se les asigna por dedazo. Hay quienes son nombrados, por el virrey en turno, únicamente por su “presentación” o por la amistad que les une. El nepotismo y el amiguismo han predominado en México. ¡Quizá algún día vengan otros tiempos!