“La diplomacia es el arte de conseguir que los demás
hagan con gusto lo que uno desea que hagan"
Dale Carnegie




El pasado sábado durante el foro de profesionistas y técnicos que preside Mauricio Ortiz, el Presidente Municipal Roberto Loyola durante su intervención reconoció la labor política del Presidente Enrique Peña Nieto; dijo que tras 12 años “regresó la política a los pinos”.

Esto en referencia a las declaraciones previas al segundo informe del Presidente de la República, que hicieran el ex presidente Calderón, el presidente del PAN Gustavo Madero y otros actores de la política nacional quienes sugieren que durante los dos sexenios de acción nacional no se pudieron concretar las reformas estructurales planteadas porque no había disposición por parte de la oposición (PRI).

Sin embargo, durante el segundo informe del Presidente Enrique Peña Nieto fuimos testigos del trabajo político de “forma” que tiene el ejecutivo federal. Estuvieron presentes y en “primera fila” todos los gobernadores del país, así como los nuevos presidentes de la cámara de diputados y senadores, por cierto ambos de extracción perredista.

Peña Nieto arrancó su administración con la firma del pacto por México, en donde logró sentar en la misma mesa al PAN y PRD para firmar una agenda legislativa en común. Cuándo hubiéramos pensado ver al Presidente Fox sentado con el dirigente del PRD; o a Felipe Calderón a un lado de Beatriz Paredes.

Dicen los que saben de política que “la forma es fondo”, y ya no nos resulta extraño ver al Presidente Peña acompañado en todos los eventos oficiales de los presidentes de los partidos de oposición. Teniéndolos siempre cerca, en la misma mesa.

Esta disposición del ejecutivo federal por llevar una buena relación con la oposición es lo que le permitió salir avante en las 11 reformas estructurales que planteó al inicio de su administración.

El trabajo político, los acuerdos y consensos sin duda alguna han regresado a Los Pinos. El gabinete federal ha mostrado su talento político, ahora el reto será la implementación de dichas reformas, el reto será entonces que se demuestre talento administrativo para cumplir con las altas expectativas que han generado estas grandes transformaciones.

El primer paso (nada sencillo) está dado, estaremos al pendiente del desenlace.

Al tiempo


PAUL OSPITAL CARRERA
Envíame tus comentarios a:
Twitter: @Pospital
paulospital@gmail.com