“La juventud no es un tiempo de la vida,
es un estado del espíritu"

Mateo Alemán




Esta semana el Instituto Mexicano de la Juventud del gabinete ampliado del Presidente Enrique Peña Nieto reconoció la administración del Presidente Municipal Roberto Loyola Vera por ser el municipio con mayor inversión en materia de juventud en el país.

La pirámide poblacional en todo Latinoamérica marca una histórica representación de la población joven, México no es la excepción.

En el estado de Querétaro la edad media de la población es de 25 años. Los jóvenes representan más del 63% de la misma. No apostar por ellos, sería incongruente.

En esta congruencia poblacional es que el entonces candidato a la gubernatura en 2009 y actual Gobernador José Calzada (conocido por los jóvenes como Pepe) lanzó una serie de propuestas dirigidas a la población joven del estado, desde mayores espacios en educación superior, becas, transporte escolar, hasta la creación de la Secretaría de la Juventud que le diera una representación formal a dicha población dentro de la toma de decisiones, dentro del gabinete.

Hoy Querétaro ha destacado a nivel nacional en muchas materias, y el tema de la educación superior no es la excepción. A nivel nacional la cobertura en este nivel oscila entre el 27 y 28% mientras en nuestra entidad supera el 34%. Se avanza en una de las demandas más sentidas de los jóvenes, la educación.

En lo correspondiente con el orden municipal, la capital del estado invierte más de 14 millones de pesos para promover actividades a favor de los jóvenes. Esta inversión histórica en el municipio bien vale el reconocimiento nacional.

Para la administración de Roberto Loyola quedó atrás el discurso de que los jóvenes son el futuro y le apuesta al presente.

Dentro de su administración (así como en el ejecutivo estatal) podemos observar jóvenes que ocupan cargos de primer nivel, más allá de los diseñados para los jóvenes (SEJUVE, IMJUQ) y ocupan espacios de tomas de decisiones en materia económica, política y de desarrollo social. Se pasó del discurso a los hechos.

El ámbito empresarial y académico tampoco son la excepción, pues cada vez observamos más jóvenes en la docencia y en las empresas.

México es un país joven, así lo entienden los políticos y la apuesta, así como las expectativas de esta generación son muy altas.

PAUL OSPITAL CARRERA
Envíame tus comentarios a:
Twitter: @Pospital
paulospital@gmail.com