Monza. Una de las carreras mas esperadas del año, llena de sorpresas, adrenalina y emoción. La carrera fue una típica tarde de Monza. Sin duda la pista mas hermosa, clásica, misteriosa y divertida del calendario.

La carrera empezó con un Hamilton disperso pero que logró enmendarse, un Rosberg imparable y un Ferrari de Vettel con esperanza y mas de 51,000 fanáticos del Caballino Rampante apoyándolo. Sin duda alguna la mezcla perfecta para entretenimiento de primera.

No solo los lideres fueron los protagonistas, también los demás tuvieron sus momentos de héroes y villanos. Entre ellos el rebase del año sin duda alguna por parte de Ricciardo sobre Bottas, Felipe Nasr y Jolyon Parmer con su controversial accidente y muchos mas.

Una noticia triste nos azoto en Monza. Dos míticos de la categoría anunciaron su triste retiro. Por un lado Jenson Button, un campeón del mundo que lamentablemente fue rebajado a piloto común por factores externos a su manejo, pues aun con todas las dificultades presentadas en los últimos años, Jenson sigue siendo capaz de levantarnos de nuestros asientos. También Felipe Massa, el piloto del pueblo nos deja. Estos dos míticos marcan el fin de una era dorada en el automovilismo. No será lo mismo sin ustedes.

Monza fue un fin de semana lleno de emociones y sentimientos. Como debería serlo. Solo podemos decir ¡Grazie mille Italia!