La novena victoria de la temporada le sirve a Nico Rosberg para ampliar la ventaja sobre Hamilton e irle poniendo un ojo al campeonato. Son ya 33 puntos de ventaja para el teutón, que empieza a tener el rostro de campeón del mundo. Su padre fue campeón en 1982 con un solo triunfo y Nico aún no lo tiene asegurado con casi 10.

A cuatro carreras del fin de la temporada, Esta ventaja le permite llegar la recta final con tranquilidad ya que le basta clasificarse cuatro veces segundo para obtener el título de campeón 2016.

Ciertamente Rosberg tuvo altos y bajos en esta temporada, pero siempre dio su todo y nunca culpo al equipo, como Hamilton. En esta carrera hubieron 22 pilotos haciendo maravillas, los 22 terminaron, fue una carrera hermosa, pero en quien nos enfocamos es en el alemán. Si, en el hombre que después de dejar su todo carrera tras carrera por fin lo vemos tomando la madurez para ser campeón.

Si, Verstappen aprovecho el error del campeón del mundo para tomar el segundo lugar, Checo sigue sumando puntos, Vettel dio su todo pero no fue suficiente y oficialmente los Force India ya superaron a Williams. Historias, hay varias que contar este fin de semana, pero la única que tomamos en cuenta es la que esta sucediendo en Mercedes, la que muestra un cambio.

Si me hubieran preguntado la temporada pasada que si veía a Rosberg como campeón probablemente hubiera dicho que no, porque no tenia la madurez para serlo. Ahora que si me preguntan de como lo veo para esta temporada, mi respuesta será que ya lo veo campeón.

Seguirá la pelea con tres Grandes Premios restantes, uno en nuestra casa. Son 33 puntos la diferencia, quedan 150, lo unico que puedo decir es ¿Qué pasará?