El alemán lo ah logrado por fin. Nico Rosberg después de 13 temporadas en la máxima categoría, mas de 30 años después que su padre conquisto el campeonato de pilotos y vaya de que manera. Nico corrió a un nivel insuperable esta temporada. Tras cardiacas carreras, grandes triunfos y decepciones. La batalla terminó y Nico ahora puede orgullosamente descansar.

Abu Dhabi fue el escenario perfecto. Lleno de adrenalina y drama por igual. Rosberg salió victorioso a pesar de las diferentes presiones que tuvo por parte de Vettel y Verstappen. Hamilton trató de hacer un juego sucio y en la etapa final de la carrera fue a un pasó lento para que Rosberg cediera ante un Vettel con llantas nuevas, pero nada de esto pudo evitar que el alemán
recibiera lo que era merecidamente suyo.

La temporada tuvo estrellas y estrellados, héroes y villanos, veteranos y novatos; pero con lo que nos podemos quedar es con un muy buen sabor de boca y agradecer a todos los pilotos y equipos que fueron parte de una temporada tan emocionante.

También tristemente tenemos que despedirnos de dos pilotos, dos campeones aunque uno de ellos nunca ganara el titulo. Por un lado Jenson Button, que con su manejo tan propio y elegante conquisto el titulo en 2009 y nuestros corazones durante toda su emocionante carrera. Por otra parte a Felipe Massa que aunque nunca ganó el titulo oficial siempre fue el campeón del pueblo, dejándolo siempre todo en la pista. Gracias campeones, siempre serán recordados con cariño y respeto.

Terminó esta temporada, y así nos despedimos de todo lo sucedido, desde el titulo de Nico hasta la primer victoria de Verstappen, los dos podios de Checo y las maniobras de Ricciardo, el corazón de Wherlein y el poder de Ferari. Por todo esto y mas gracias por una de las mejores temporadas en los últimos años.