Diario Ejecutivo

En solidaridad con La Jornada
Las grandes deudas de Eruviel Ávila
DCO, Tequila, Sayulita, Banamex, CEESP

Desde hace varios meses, el diario La Jornada enfrenta problemas financieros que ponen en duda su viabilidad operativa, como lo señala el editorial de primera plana que publicó el pasado lunes 16 de enero, en donde lamenta la “impostergable necesidad de ajustar el contrato colectivo de trabajo”.
La Jornada no es el único medio de comunicación que atraviesa por momentos difíciles. Las dos grandes cadenas televisivas, Televisa y Tv Azteca, han recurrido a despidos y la recién creada Cadena Tres tuvo que prescindir de muchos trabajadores antes de salir al aire. Los diarios llamados nacionales no han sido ajenos a esta situación.
Los medios públicos también tienen que operar con una grave sequía de recursos. Por ejemplo en Radio Educación se hacen innumerables esfuerzos para transmitir su programación cotidiana con un financiamiento cada vez más escaso por los recortes presupuestales.
Incluso, hay quienes cuentan ya en miles el número de trabajadores que han sido víctimas de la crisis financiera en los medios de comunicación. Los despedidos deambulan por redacciones o estaciones de radio o televisión con la esperanza de encontrar acomodo para cubrir sus necesidades más apremiantes.
A diferencia de muchos consorcios mediáticos, que tienen como fin la actividad comercial y las utilidades, La Jornada fue una empresa que nació por y para la sociedad. Nada más basta recordar el 29 de febrero de 1984, cuando miles de mexicanos con características muy dispares, se reunió en el entonces Hotel de la Ciudad de México, para escuchar el lanzamiento de ese medio de comunicación y crear un movimiento social encaminado a crear “un diario a la medida de su tiempo”. Ahí mismo comenzaron a venderse acciones de lo que sería el periódico que nació el 19 de septiembre de ese mismo año.
No es la primera vez que La Jornada enfrenta problemas financieros. Recuerdo que en los primeros años, precisamente por la carencia de recursos, en algunas quincenas los trabajadores recibimos acciones como pago. Incluso en ese momento fundacional fue imposible que se pagaran para todos algunas prestaciones como el Seguro Social. Me acuerdo que en también en la primera década de operación del diario, tuve personalmente que vender publicidad de emergencia a la iniciativa privada para llevar efectivo suficiente y que se pudiera pagar alguna que otra quincena.
Sin embargo, la crisis actual es quizá más extendida y generalizada que la de aquellas épocas. Todos los medios sufren por la carencia de publicidad. Los alrededor de 20 mil millones de pesos que invierte el sector público en publicidad se destinan en su gran mayoría a los medios audiovisuales (televisión y radio) y la parte dedicada a los productos impresos es cada día menor. Lo mismo sucede con los alrededor de 10 mil millones de pesos que anualmente erogan los bancos para publicidad. Así podrían escudriñarse cada uno de los sectores y su presupuesto mediático se dirige en gran porcentaje a los medios audiovisuales y, recientemente, a las nuevas opciones como internet.
En este entorno nacional y mundial hay muchos medios que ante la carencia de lectores, y por ende de publicidad, han tenido que eliminar sus ediciones impresas y dedicarse al periodismo en línea. Nada más basta señalar que en Estados Unidos existe una página de internet especializada en dar cuenta de los diarios que quiebran.
Hoy, a la sociedad no le conviene que La Jornada (un medio que se ha convertido en diario de referencia y lectura obligada por su línea editorial) termine con su edición impresa y mucho menos que pueda cerrar sus puertas. Tampoco es deseable que por adquirir compromisos financieros el periódico tenga que modificar su línea editorial. A los únicos que convendría es al 20 por ciento de la población gobernante que a veces quisiera eliminar la crítica.
Mucho menos le conviene a México en su conjunto, sobre todo en estos momentos en los que las amenazas del vecino país del norte son cada vez más peligrosas. En este sentido hay que mencionar que hace más de 20 años, cuando se negociaba el Tratado de Libre Comercio, La Jornada fue el único que desde Seattle o Vancouver daba espacio y voz a las reuniones paralelas que se desarrollaban en iglesias o bibliotecas de manera simultánea a las pláticas oficiales y en las cuales organismos de la sociedad civil manifestaban su desacuerdo con un pacto que hoy está en entredicho.
Si va a renegociarse el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, como es el deseo de Donald Trump, es de vital importancia para el país que exista un medio como La Jornada que difunda las voces de la sociedad e incluso pueda dar un mayor sustento y poder de negociación a las autoridades. Valga la pena mencionar que precisamente en las pláticas de hace más de dos décads, el gobierno de Estados Unidos recurría a las voces críticas (de sindicatos y organismos de la sociedad) para frenar algún tema en el cual no le convenía pactar, pues sus ciudadanos estaban en contra.
En este entorno, para la sociedad es necesario que La Jornada persista como uno de los principales diarios mexicanos. Por eso, desde aquí expreso mi solidaridad total con el diario y considero que hay muchos simpatizantes y personas que en un momento dado pasamos por su redacción como trabajadores, profesionales o directivos. A pesar de no estar físicamente en su edificio nos consideramos jornaleros y podríamos aportar algo de nuestra experiencia para apoyar a un diario que la sociedad necesita. Ojalá autoridades y sindicatos convocaran a una gran reunión refundacional, en la que se escucharan propuestas. Dice el filósofo del metro: La Jornada tiene 24 horas, pero más de dos millones de segundos y cada uno cuenta.

¿Quién pagará las fiestas en Edomex?

Muchas empresas que han sido proveedoras del estado de México durante la administración de Eruviel Ávila se encuentran temerosas de que no sean pagadas las deudas contratadas por el actual mandatario, quien ha preferido organizar costosas fiestas y prepararse financieramente para las elecciones de este año, en lugar de cumplir con sus compromisos financieros
Un caso concreto es el del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) que mantiene adeudos con diversos proveedores, los cuales comenzaron a convertirse en escándalo, desde noviembre, debido a que las empresas contratadas enfrentan ya problemas. La respuesta de las autoridades de ese instituto es simplemente “no hay dinero”. Sin embargo para despedir 2016 las autoridades estatales organizaron festejos en los echaron la casa por la ventana.
Uno de los adeudos principales de ese instituto de salud es con la empresa emisora de vales y monederos electrónicos “Si Vale”. De hecho, fuentes del Instituto, refieren que se hizo un abono por apenas 10 de los 187 millones de pesos pendientes de pago.
El problema principal es que el gobierno de Eruviel Ávila gastó cuantiosos recursos para quedar bien con el “pueblo” y hasta para tratar de garantizar el voto de los mexiquenses a favor del Partido Revolucionario Institucional, dejando de cumplir sus compromisos inmediatos.
Ahora, muchas empresas ven con preocupación lo que sucede en el estado, porque hay rumores de que los funcionarios están próximos a terminar su periodo de trabajo en el ISEM y probablemente, tras las elecciones, tengan que abandonar el cargo, dejando una fuerte deuda a sus sucesores, quienes quién sabe si la respetarán.
Cabe señalar que cada día es más frecuente que en las encuestas figure el nombre de Eruviel Ávila como posible candidato del PRI a la presidencia de la República. Lamentablemente para él, dejar este tipo de deudas sería una mancha enorme en su carrera política. Ojalá, antes de que deje la gubernatura, liquide sus adeudos, pues la iniciativa privada lo ha apoyado, pero ya está molesta.

Tianguis

Juan Antonio Cruz, director de DCO Soluciones de Aviación, dio a conocer que México es el mayor mercado de aviación corporativa, solo después de Estados Unidos y a nivel de uso de helicópteros es el tercero, después de nuestros vecinos del norte y de Brasil. Señaló que el tráfico es muy intenso en el uso de espacio aéreo, agudizándose por las tarde-noche, en la Ciudad de México. La aviación corporativa, dijo, “es un sector mal comprendido y entendido. Mucha gente piensa que las tarifas son prohibitivas, pero en realidad están muy aterrizadas. Por ejemplo, un vuelo en jet privado México-Acapulco-México tiene un costo de 3 mil dólares para nueve pasajeros. Lo que lo hace accesible”. DCO tiene un hangar en Toluca, que le permite estar cerca de Santa Fe y Paseo de la Reforma, donde se ubican la mayoría de corporativos en la Ciudad de México. “No tenemos nada que ver con aviación comercial. Los servicios son exclusivamente para corporativos y servicios de Taxi, y hasta ambulancia aérea”. Según él, “hay muchas empresas que por el sólo hecho de operar en dólares exageran en los costos finales. Nosotros pensamos que operar con transparencia de frente al cliente es la mejor inversión”. DCO Aviation Solutions, ahora explora cómo trabajar con drones para el transporte de envíos pequeños… Interesante que el municipio de Tequila recibió en Madrid el distintivo Smart Destination in Progress por el proyecto Tequila Smart City, dentro de la Feria Internacional de Turismo. Recibieron el distintivo Jesús Enrique Ramos Flores, secretario de Turismo de Jalisco y José Luis Rangel, director ejecutivo de. Consejo de Promoción Turística de México (CPTM). Ramos Flores reiteró el agradecimiento a Grupo JB, división de negocios de Grupo Cuervo, que preside Juan Beckmann Vidal, por su esfuerzo para convertir a Tequila en Pueblo Mágico Inteligente. Federico de Arteaga, director de Grupo JB, destacó que “el proyecto Tequila es un modelo de caso de éxito que puede ser replicable en cualquier parte de la República Mexicana”… Interesante que en la Riviera Nayarita, se realizó una asamblea pública para la presentación de una propuesta de la iniciativa privada para resolver los problemas con aguas residuales Sayulita. Lamentable, en el poblado vecino, San Pancho, las aguas negras siguen contaminando el estero. El delegado, Jesús Rodríguez, abrió la asamblea y los representantes de los grupos Pro-Sayulita y Eco-Sayulita, Jack Jones, Oswaldo Vallejo y Lina Weissman, estuvieron también presentes para informar de la estrategia propuesta… Pasando a otros temas, Federico Ovalle Vaquera, Secretario General de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos dijo que con la llegada de Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos el mundo y los mexicanos tenemos que prepararnos porque inicia una nueva etapa en la política internacional y en la política económica. “La visión nacionalista proteccionista y de derecha de Donald Trump modifica el escenario a nivel internacional sobre todo el dominado por la globalización desde hace ya casi cuatro décadas… Mientras tanto, la Comisión Ejecutiva de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, que encabeza Francisco Jiménez Pablo, advirtió que México está en riesgo de convertirse en una nación con mayor vulnerabilidad para la conquista y el sometimiento a otras fuerzas internacionales debido al abandono gubernamental hacia el mercado interno y ante el arribo al poder de Estados Unidos de Donald Trump. En conferencia de prensa, el dirigente campesino, lamentó que el Estado mexicano carezca todavía de acciones encaminadas a aplicar políticas públicas que incentiven el mercado interno y garanticen la soberanía alimentaria toda vez que van en aumento las importaciones de alimentos y se ubican ya en más de un 40 por ciento…Sobre la llegada de Trump, Banamex señaló que la actividad mexicana está siendo obscurecida por los potenciales planes de la Administración Trump con respecto a la relación bilateral entre ambos países. “Los agentes económicos enfrentan mayor incertidumbre sobre si estas condiciones se mantendrán más adelante”, dijo, al revisar a la baja su expectativa de crecimiento del PIB para 2017 y 2016 a 1.2% y 2.2 por ciento, respectivamente. El banco consideró que al cierre de 2017, la cotización del dólar alcance 22.78 pesos por dólar… En su análisis semanal, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) consideró que ante la situación que vive México con Donald Trump, “bajar la tasa del ISR en nuestro país y elevar o generalizar el IVA pueden ser medidas necesarias. Es hora de que en conjunto el gobierno y el sector privado se concentren en realizar propuestas que contribuyan tanto a enfrentar la situación que se avecina, como a insistir en el combate a la corrupción e impunidad, que han sido factores importantes que han inhibido un mayor ritmo de crecimiento y que obstaculizan cualquier política económica en la que no haya consenso y beneficio político ni ganancias monetarias, afectando la población objetivo que puede ser beneficiada”.
filosofodelmetro@yahoo.com.mx