Juárez, más vivo que nunca
Pleito SCT – Rivada
Inhibe inversión y censura, alega la empresa
Agustín Vargas

Sin duda cualquier político quisiera una oportunidad para trascender en su actuación y que fuera recordado a lo largo de la historia como un auténtico prócer o héroe nacional.

En estos momentos de adversidad económica y social, provocada por asuntos externos derivados del inicio de la gestión de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos y en lo interno por la incapacidad y torpeza en la aplicación de las políticas públicas que han alterado la endeble paz social del país, el presidente Enrique Peña Nieto tiene en sus manos la oportunidad de oro para trascender en la historia y reivindicarse como un mandatario de largo alcance, incluso como un auténtico estadista.

Si bien la popularidad de Presidente Peña ha venido en picada casi desde el inicio de su administración, nunca antes como ahora ha logrado no sólo convocar sino conjuntar la unidad de los mexicanos y cerrar filas ante los embates del rijoso Donald Trump.

“Esta unidad nacional para mí es sorprendente y el mayor gusto de mi vida, que no la había visto ni en el sismo de 1985. Esta actitud del pueblo mexicano, anteponiendo la unión, es sorprendente ante este desafío. Hay que respaldarle (a Enrique Peña Nieto)”, comento recientemente el empresario Carlos Slim Helú.

Más aún, hizo algunas recomendaciones. “Hay que mantener una posición de fuerza, sin enojos, pero sin entregarnos. Sabemos cuáles son las intenciones de Estados Unidos y su gobierno, les recomiendo a todos leer su libro. (Donald Trump) está tocando, a ver si hay alguna debilidad. No va poder negociar por Twitter”, declaró Slim.

Las palabras de Carlos Slim, sin duda, retumbaron al más alto nivel de la política nacional.

Por supuesto que los mexicanos hemos aprendido que la unión hace la diferencia ante los desafíos que siempre ha representado un Estados Unidos con su aliento en la garganta de México. Lo importante aquí es saber cómo actuará el gobierno de México, que a la fecha se ha mostrado receptivo e impávido ante los ataques del mandatario estadunidense, esbozando sólo algunas frases sobre la defensa de la soberanía y apelando a la unidad de los mexicanos.

Enrique Peña Nieto tiene esa oportunidad histórica que todo mandatario quisiera para dejar un verdadero legado de dignidad y buen gobierno, pero es un hecho también que hoy más que nunca las frases de Benito Juárez García, que enfrentó los embates de gobiernos extranjeros, están vigentes y parecerían lacónicas: “Malditos aquellos que con sus palabras defienden al pueblo y con sus hechos lo traicionan”.
Pleito SCT - Rivada

En un hecho inusitado la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), que encabeza Gerardo Ruiz Esparza, interpuso una demanda por daño moral en contra del Consorcio Rivada Network SRL y su presidente Declan Ganley.

La demanda es en respuesta a la campaña de desprestigio que Rivada y su presidente iniciaron, después de su legal descalificación en el concurso de la Red Compartida y según la SCT dicha campaña afecta su decoro, prestigio y reputación.

La finalidad de la demanda, la primera que por daño moral presenta una dependencia federal, tiene tres objetivos: Que el Juez de Distrito ordene cesar la campaña de desprestigio; que Rivada pague una importante indemnización por su conducta ilegal, que deberá ser determinada por un Juez de Distrito, y que el Juez obligue a Rivada a publicar en los medios de comunicación y redes sociales, la aclaración por sus comentarios falsos e insidiosos.

En respuesta, Rivada expuso en un comunicado que no no ha sido notificada de la demanda que la SCT habría interpuesto en su contra y de su director general.

Es más, precisa que “una demanda por difamación por parte de un gobierno genera la percepción de censura e inhibe la inversión privada en proyectos públicos.

El pasado 28 de diciembre de 2016, la empresa manifestó su entera disposición a enfrentar el proceso anunciado por la SCT ya que constituye un hecho histórico, sin precedentes a nivel global. El que un gobierno demande a un individuo o una empresa por difamación, constituye un acto de censura en si mismo e inhibe la participación del sector privado en cualquier contrato de Asociación Público Privada por los riesgos que ello implica.

Llama la atención que aún cuando en el mes de diciembre dicha dependencia aseguró que el inicio de la demanda en contra de la empresa Rivada ante las cortes de EU, ésta finalmente se ha presentado ante el Poder Judicial de la Federación en México.

Los argumentos que ha presentado Rivada se basan en acciones concretas y testimonios bajo juramento, ordenados por un Juez. Por lo tanto, la empresa reitera que mantendrá distintas acciones legales con el propósito de salvaguardar los derechos de la misma. Por ello, Rivada Networks, da la bienvenida a las acciones emprendidas por la SCT, ya que estamos convencidos de que éstos, auxiliarán en el esclarecimiento de los hechos y le darán la razón a Rivada.

Síganos en www.habitatmx.com . Escríbanos también a avargas@habitatmx.com
*Periodista, Director General de la Revista Hábitat Mx