Pobre PRD así como va ni pintará en las próximas elecciones presidenciales ni en las locales de Oaxaca, donde era su bastión; en tal entidad Morena lo desplazó de manera apabullante de un solo salto.
En ocasión anterior referimos el fenómeno que ocurre en el PRD-Oaxaca desde el pasado proceso electoral local, consistente en el trabajo de perredistas a favor del candidato a gobernador del PT, Benjamín Robles Montoya, y a favor de postulaciones petistas a diputaciones locales y a presidencias municipales.
Y que muchos de esos perredistas, más otros, ahora ya hacen proselitismo a favor del inminente candidato de Morena a la Presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, pero sin haber renunciado al PRD y con posiciones políticas en el PT o simplemente con trabajo, cuotas o privilegios también en este partido político.
Bueno, pues ya empezaron las dimisiones perredistas de manera formal, con tinta y papel. La semana pasada presentó su renuncia a su militancia en el PRD --de toda la vida--, Jesús Romero López, actual diputado local por el PT y con la posición de coordinador de la fracción parlamentaria petista en el Congreso local.
Es un acto de congruencia, el mejor que ha tenido.
Ahora solo le falta renunciar a la coordinación de la bancada petista y sumarse a la bancada morenista previa afiliación al partido de AMLO. Es momento de definiciones.
Es más, López Obrador debería exigir a sus seguidores definición política. Porque no es ético militar en un partido y apoyar al candidato de otro. Bueno, eso cuando ya haya candidatos. Porque lo que intentan algunos perredistas es convencer a las cúpulas de las tribus del PRD de ir con AMLO como el único candidato de la izquierda mexicana, o por lo menos de una coalición PRD-Morena-PT.
¿Pero AMLO quiere? De ganar una coalición de tal naturaleza, López Obrador tendría que compartir el poder con los perredistas que en algún momento lo patearon y batearon. ¿O se trata solamente de usarse mutuamente para conseguir el poder por el poder mismo y después cada quién por su lado? No creo, ningún partido acepta ir coaligado sin sacar tajada.
En fin, que en ese contexto cabe preguntar si también renunciarán al PRD-Oaxaca aquellos que en el proceso electoral local del 2016 apoyaron candidaturas del PT como, por ejemplo, la actual diputada federal Karina Barón, Antonio Álvarez y Yair Palacios, entre otros.
¿Renunciarán por igual los perredistas que ya apoyan a AMLO? Como el caso de Pavel López, y varios presidentes municipales en la entidad oaxaqueña.
AVANZADA DE AMLO EN AMARRES
Por cierto, el próximo sábado 18 de marzo Andrés Manuel López Obrador estará de gira en la entidad oaxaqueña, donde una avanzada del círculo nacional estuvo el fin de semana revisando detalles y haciendo amarres.
Y se quedarán varios días más. Este lunes ofrecerán una rueda de prensa, donde abordarán “temas relacionados al progreso de Morena en Oaxaca, a la visita y actividades del presidente nacional de Morena”.
Estará presente Yeidckol Polevnsky Gurwitz, Secretaria General del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, en cuya agenda figuraba una reunión con militantes locales de otros partidos políticos que de algún modo han manifestado de manera pública o privada su intención de respaldar el proyecto de AMLO.
¡Le ven futuro y aseguran su futuro! Otros lo calificarán como oportunismo político. En fin, en la guerra y en el amor todo se vale, y las elecciones del 2018 serán la guerra.
IRINEO, CRECE EL RUMOR
En los corrillos morenistas y legislativos crece el run run de la posible expulsión de Irineo Molina Espinoza del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y, en consecuencia, su destitución como coordinador de la respectiva fracción parlamentaria en el Congreso local.
Todo por haber asistido a la sesión solemne donde el priista Alejandro Ismael Murat Hinojosa rindió protesta como Gobernador de Oaxaca, el pasado primero de enero. Fue él solo, sin el acompañamiento de ningún diputado más de la bancada local de Morena.
El destino de Irineo, según dicen, en todo caso lo podrían hacer público hasta cuando concluya el primer periodo ordinario de sesiones de la Legislatura local, a menos que en Morena decidan otra cosa. Así que si al iniciar el segundo periodo, no ha ocurrido, ya nada ocurrirá.
Por lo pronto, Irineo no estuvo presente en la reunión de la Junta de Coordinación Política previa a la sesión ordinaria de la semana anterior. ¿Y se apareció en la sesión del pleno? Fue llamado a la Ciudad de México, nos dicen, porque lo citó el CEN de Morena.
Claro, igual la cita nada tiene que ver con asuntos relativos a su conducta, sino quizá se relaciona con la próxima visita de AMLO a Oaxaca.
NECESITARÁN APRESAR A MÁS
Vaya. Es evidente que el ex gobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa escapó con la ayuda de alguien más. ¿En serio fue solamente con el apoyo de su interino, Flavino Ríos Alvarado? ¿O no lo ayudó él sino priistas de círculos de alto nivel? ¿O el auxilio lo recibió de ambos lados?
Lo que sí está bien claro es que solamente una poderosa ayuda pudo conseguir que Javier Duarte de Ochoa se haya esfumado así como así, sin que nadie detectara su huida. ¿O no escapó, sino en realidad alguien lo desapareció? Mmm, diversas voces han dicho que el ex mandatario veracruzano sigue vivo, pero tampoco hay evidencias de ello; por lo menos públicas.
En fin, que al parecer, necesitarán apresar a más…
***
Correo: rosyrama@hotmail.com