HAY POLÍTICOS QUE LE HACEN AL SORDO, MUDO Y CIEGO, sin duda alguna muchos de ellos solamente se encuentran en esta actividad no por convicciones, sino por intereses y es que desde que los partidos políticos dejaron la ideología, porque les estorba al igual que la moral y la convicción, la política se convierte en un enorme negocio. Pero la tragedia no para ahí, en un país como México se trata de romper la concepción del nacionalismo y el amor a la libertad y la independencia, el amor a la soberanía nacional, porque lo que se realiza en un corto tiempo es la entrega y el desmantelamiento de los recursos públicos para dejarlos a la iniciativa privada, donde políticos y socios en complicidad utilizan esos mecanismos para hacer sus negocios privados, y después, se dan cuenta de que también pueden echar mano de los fondos financieros de los mexicanos para hacer con ellos también enormes negocios privados, por tal motivo, siempre han dicho, los entreguistas educados en las escuelas de los Estados Unidos, que el nacionalismo y la soberanía no daban de comer a los mexicanos, pero al paso del tiempo, también, han mostrado que el entreguismo y robo que han generado en contra del país, tampoco dan de comer, y en cambio, aumentan la dependencia económica y política con los estados Unidos de tal suerte que hoy en día somos un país maquilador con mano de obra barata y dejamos la autosuficiencia alimentaria para depender más de los gringos y tener que darles ,por adeudos y estrategia política de los entreguistas mexicanos, los recursos y los fondos públicos, y con ello, hacer realidad la dependencia política ya que desde los Estados Unidos, desde los tiempos de Miguel de la Madrid, es donde se determina quién o quiénes serán los gobernícolas que controlan a los mexicanos y no somos, ya los mexicanos, los que determinamos quién será el que nos gobierne, es decir, se cumple la estrategia dada desde 1928 y explicada por el entonces Secretario de Estado de los Estados Unidos de que a México, no había que imponérseles a un presidente porque entraríamos en guerra por ser nacionalistas y amantes de la soberanía, así que lo mejor era el educar en su sistema a los jóvenes más inteligentes y ambiciosos para que ellos dieran este paso y entregaran recursos y fianzas a los norteamericanos, tal como ahora lo vemos con las terribles consecuencias que sufrimos.

Así, primeramente, se dieron a la tarea de desmantelar a los partidos de “oposición” para hacerlos simples títeres de la política general en el país, de tal suerte que se atrevieron a dar varios golpes para generar las trampas que les permitieron imponer a un presidente del PRI y a otro del PAN, haciendo un enorme fraude electoral… y no pasó nada. Anteriormente, en los tiempos de Ernesto Zedillo, se genera la entrega del poder al PAN como una forma de aparentar que la democracia ganaba, cuando en la realidad, el establecimiento del esquema de la distancia entre gobierno y partido ocultaba este proceso donde al no apoyar a Francisco Labastida, y darle apoyos internacionales y financieros importantes así como una intensa campaña publicitaria a Vicente Fox, un empleado de las refresqueras de la coca cola, se logra imponer a un vendedor profesional como presidente, y en este instante, se provoca la crisis económica y política, se genera la inseguridad provocada por los agentes norteamericanos con el pretexto de la guerra contra el narcotráfico que, posteriormente, continúa Felipe Calderón, como una política de estado, olvidando su promesa de campaña de que sería el presidente del empleo y con ello se profundiza el desmantelamiento de las empresas sociales y los recursos naturales para continuar en esa política de saqueo que mantiene al país en condiciones de absoluta desventaja. En ese tiempo, la emigración del campo a la ciudad se convierte en emigración ilegal a los Estados Unidos para que nuestros campesinos dejen sus esfuerzos con pagos bajos en salarios y en derechos laborales, para que con ello, se debilite más al país, de tal forma que ahora somos los rehenes de la policía migratoria de Trump, que genera la nueva política nacionalista y de proteccionismo comercial, político y social, para el beneficio de los Estados Unidos, y tengamos que ceder a sus peticiones y ambiciones.

Hoy lo que queda totalmente claro es que todo este montaje y teatrito entre autoridades mexicanas y norteamericanas, está dirigido a fortalecer el convenio de sucesión entre el PRI y el PAN, donde al perder credibilidad y confianza el PRI ante los ciudadanos, se deja el campo abierto para que sea un panista el que continúe con esa política, aparentando que hay una lucha democrática, cuando en la realidad, ya está un pacto político operado por los gringos y por Trump, Videgaray y el yerno de Trump, para imponer a un personero del PAN, que sea capaz de eliminar la fuerza popular que ha generado AMLO en el país.

Estamos convencidos de que desde los Estados Unidos se impone a los presidentes mexicanos, porque los gringos necesitan tener la seguridad y la convicción de que los políticos que ellos impongan y controlen, sean capaces de evitar una acción popular de respuesta y de protesta en contra de la policía rapaz e imperialista de los norteamericanos, por esa razón, necesitan apuntalar su frontera sur y evitar, en cualquier momento, que se generen protestas que puedan provocar olas de inmigrantes de América Latina hacia ese país que hoy busca, como los buscaron los nazis en Alemania, imponer la supremacía blanca como una forma de gobierno mundial que controle a América, bajo el principio de América para los americanos, y garantice el surtimiento de mano de obra barata y de materias primas baratas para que continúen con su fortaleza económica controlando a los gobiernos y a los pueblos de América Latina, y por ello, hay que observar que el cambio para el 2018 en México, es una sucesión pactada desde Estados Unidos entre el PAN y los despojos del PRI, aliados con otros partiditos que no tienen convocatoria ni presencia real en el país…esta será, la verdadera dictadura blanda y cuidado, la represión será brutal