“…Hay algo que se llama honor. Si tratas con alguien, dile la verdad, entonces él te dirá necesariamente la verdad, salvo que no tenga honor. Y si alguien no tiene honor, no te asocies con él, porque te envilecerá. Recuerda que hay gente honorable y gente sucia. Hay dinero honorable y dinero sucio…”
James Clavell: “El rey de las ratas”.
“Cuando salga –pensaba el Rey- voy a ser millonario. Ganaré tanto dinero que el Fuerte Knox se va a parecer una alcancía infantil. Elegiré una organización. La organización estará provista de individuos leales, pero sumisos. Siempre se puede comprar cerebros. Y cuando se sabe el precio de un individuo, se lo puede usar o abusar de él como se quiera. Es lo que hace girar al mundo. Están la élite y el resto. Yo soy la elite. Y en ella me quedaré”
James Clavell: “El rey de las ratas”.
No hay la menor duda de que el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco es un buen camarada, cuate, cuaderno de doble ralla, socio de Javier Duarte porque ya no se puede negar que durante varios meses fue el vecino de Javier Duarte y no chisto, no se chismeo, aguantó vara, no se rajo, machín el güero, no hay duda de que por esa razón la familia política de Javier se fue a radicar a Chiapas y desde ahí, Javier Duarte, pudo caminar por los viejos caminos guatemaltecos donde logró operar las condiciones para su entrega, algunos dicen, pactada o lograda gracias a intensas investigaciones de nuestra eficientísima policía política en el país. Po ello creo que el CISEN debería invitar o contratar al padre Solalinde quién aseguraba que en Chiapas estaba el ex gobernador. Todo esto no lo veía Solalinde gracias a los rezos y a las oraciones diarias sino a las confesiones logradas de muchos de sus indocumentados centroamericanos que andan por ahí husmeando en las calles chiapanecas a ver cómo sobre viven.
Y la verdad es que pocos nos logramos explicar las razones por las que la señora de Javier Duarte junto con sus hijos y su hermana, sobrinos y cuñadito puede viajar libremente hasta Inglaterra y el gobierno y las autoridades mexicanas alegan que lo puede hacer porque no hay delitos por los cuales se pueda detener a la señora que, “lo merece todo en abundancia”. Este raro movimiento de la familia de Javier dará pauta para que los chiflados, a los que no hay chile que les amolde, a los que siempre ven moros con tranchete, digan que es la prueba de que la entrega de Javier Duarte no solamente fue pactada sino que es parte de la trama para convencer a los mexicanos que voten bien, por el primo del presidente en la elección del Estado de México, bajo el pretexto de que es mejor “malo por conocido que bueno por conocer”…. y bueno… todo esto es nada más una muestra que ya ni la política es seria en el país, por esa razón, los mexicanos, seguimos creyendo en los milagros de la virgen, en la lotería y en las cosechas logradas en la siembra de temporal, hoy aumentada la fe y la confianza, porque existen varios métodos para lograr la abundancia no solamente con los decretos diarios, sino comprando al pro gol, el melate y otras loterías que abundan para generar la confianza en el futuro a los mexicanos…
Sin duda alguna, mi cuate, cuaderno, amigocho de Graco Ramírez, que se enojó conmigo cuando era delegado del PRD en Oaxaca ya que pretendía convencerme de que Gabino era el mejor (no me aclaró si para gobernar o robar) en ese proceso electoral, y le dije que no la jodiera, que Gabino no era buen gallo porque estaba rodeado de un grupo de hampones igual que Ali Babá. Hoy, como gobernador en Morelos y presidente de la Conago, Graco hace una declaración que deberían investigar los sabuesos oaxaqueños si quieren en verdad conocer los robos y saqueos de Gabino, cuando señala que “ofrecen a estados fraudes a la carta… denuncia a despachos contables” y la neta es que en el caso de Oaxaca, los caminos del saqueo y de la chinga que le pusieron a la abundancia de recursos es bien clara, y pasa, primeramente, por el “coquito” y el secretario de finanzas y los cuates más cercanos a Gabino, sin dejar de estar el mismo Gabino en el ajo, ya que de otra manera, nadie puede operar libremente el saqueo de fondos, porque el que “manda manda y si se equivoca pues vuelve a mandar”. Así, Graco, habla de que en la CONAGO ya se sabía cómo era el operativo del saqueo y robo de fondos de Javier Duarte que se realizaba por medio de las cuentas consolidadas para destinar a otras cuentas los fondos federales que se canalizaban a los bolsillos y cuentas bancarias de socios, comadres, compadres y parentela de los ex gobernadores. Claro que aclaró que, la CONAGO, no es una instancia de investigación y control de fondos públicos, sino la unificación de voluntades de gobernadores de diferentes ideologías que buscan mejorar la democracia en el país. Es lógico que a toro pasado Graco diga esto de Javier, y debería decirlo también de su cuate Gabino y de otros muchos gobernadores que han saqueado los recursos públicos para hacer sus negocios privados, por eso, el tío Lolo dice: “Cuando veas un pelao con cara de buen gente, es bueno. Cuando veas uno con cara de pendejo es pendejo. Cuando veas a uno con cara de hijo de la chingada, es un hijo de la chingada. Y cuando veas uno con cara de sinvergüenza… no le prestes ni dinero ni pluma… porque te jode”…