Ahora si estamos en la verdadera “república pacheca”. El rector de la UNAM, Enrique Grau, como si se sorprendiera y no supiera lo que pasa en las islas y el campo universitario, ahora, declara que: “Preocupa que casi 2 millones de alumnos han consumido alguna droga”… Y ESO QUE NADIE FÍA, SINO LAS DROGAS SERÍAN SUPERIORES, COMO LAS DEL PAÍS CON LAS FINANCIERAS INTERNACIONALES. La verdadera república pacheca se le debe sin duda a Don jelipe Calderón y es que desde que inicia su guerra contra el narcotráfico a los grupos del narcotráfico internacional les combino mucho más dejar las drogas en México que trasladarlas a Estados Unidos, y como allá estaban en el proceso de legalización, nada mejor que aumentar el consumo nacional ya que, desde ese momento, estaban considerando un amplio mercado en México…
Y eso que al parecer les vale que en el país existan más de 4 mil 500 plantas medicinales. y es claro que los burócratas de salud y del gobierno no buscarán una alternativa para que el pueblo consuma medicamentos baratos y sanos, porque los moches que les dan a los médicos y a los hospitales, las empresas farmacéuticas, seguramente, no son nada despreciables… y si tenemos más de 4,500 plantas de las que solamente se comercializan como 400 y se cultivan cien… y si consideramos que la mota ayuda a los pachecos a superar todo tipo de malestares, con toda seguridad, la mota, es la que primero se siembra y se comercializa… en la república pacheca…
El famoso “Rey de los Dragones”, Luis Carlos Castillo Cervantes, ha venido declarando en los Estados Unidos, donde está protegido y gozará de sus millones para poner a sus cómplices y socios, que Moreira, Peña Nieto, Monrreal, Reynoso Femat y se supone algún funcionario de Oaxaca, están siendo investigados por los sobornos recibidos y por las operaciones con recursos malosos que han venido recibiendo desde hace mucho… yo me preguntó, de continuar en este camino: ¿Quién cerrará las puertas?
Pobrecito, sin duda se ha de sentir del carajo, abandonado, sin lana que gastar en donde se encuentra aunque la tenga, jodido, lastimado, con calor y frío, sin amigos que le hagan la segunda, que le hablen al oído, a los que pueda dar consejos de cómo hacer sus inversiones y de cómo andar por los caminos de pata de perro sin que los buenos ni los malos lo detecten, hasta que se llega a un acuerdo para que, pagando él con cárcel por algunos años, la familia pueda estar de lujo por el resto de sus días, así, Javier Duarte, ahora pide un colchón, que lo dejen convivir con los demás presos y fíjense cómo cambian las personas cuando están en la cárcel, hasta solicita permiso para hacer deporte…Eso es lo primero, después, solicitará poder comer ceviches, tomar algunos “toritos” de frutas, escuchar jaranas y tríos, poder fumar los puros cubanos y de vez en cuando algún cigarro de mota para no perder la costumbre, darse algún toque con la línea de la que consume el Papa, recibir las visitas conyugales en la zona VIP, y contar con teléfonos para comunicarse con sus socios y cómplices y continuar con la administración de sus riquezas, poder contar con línea directa para amenazar a los políticos que recibieron moches de que si no le administran bien sus recursos o le apoyan, pues no tendrá más remedio que “decir la verdad” y que le vayan a hacer compañía…Por supuesto que ha de ser bien gacho que no pueda hablar uno con los demás presos para intercambiar experiencias y aclarar paradas o enviar mensajes, ahí, donde está, están narcotraficantes con los cuales no creo que tendrá conflictos o problemas morales para comunicarse con ellos ya que, en Veracruz, abundaban los cuates, están los políticos corruptos y no hay nada mejor que hablar de tú a tú con los iguales, en fin, poder ponerse en forma después del botonazo es necesario para mantenerse en condiciones para cubrir los tiempos de reclusión. Total, Yunes Linares solamente estará en el gobierno por dos años, menos, porque ya ha consumido varios meses, y después, entra en el juego sucesorio y se jode, a menos que deje a sus hijitos en el poder y entonces sí que la jodimos…
En fin, la realidad es que ahora Javier Duarte sabe que la cárcel es un “vestido de piedra” y que ahí se conoce a los amigos y a los parientes solidarios y leales. Sin duda, es una zona de soledades, de trajines, de peligros constantes, porque nadie tiene la vida asegurada entre tanto matón y malandrín. Nadie sabe lo que debe estar pensando el de junto y de qué calibre son sus compromisos y sus lealtades y de cómo se podrá resistir a un atentado. Ya vimos que al llevarlo a declarar, apareció una mano pachona para darle un chingadazo, y esto no es normal en una situación similar, a menos que se les hayan autorizado para hacerlo y que se muestre que está indefenso, que nadie lo puede proteger y que así como le dieron el zape, el chingadazo, el golpe artero, también le puede meter un cuchillo o darle veneno en los frijoles, confundido entre los gorgojos. Se puede contagiar de algún mal incurable porque la cárcel es insalubre, o bien, como en Durango, aparecer un alacrán y darle un piquete con la cola, a pesar de que se le puede acusar de todo menos de tener gustos desviados, pero uno nunca sabe hasta que sabe… en fin, la cárcel es la antesala al infierno, siempre y cuando no tenga o goce de la protección oficial y las condiciones sean inmejorables o tan cómodas como las que goza cualquier jefe de mafia…al fin y al cabo que son iguales. Unos pertenecen a la delincuencia oficia y otros a la privada. Seguramente, la próxima junta de la CONAGO, se podrá hacer en LECUMBERRI… para que se vayan acostumbrando…