Militantes del PVEM en la entidad oaxaqueña anuncian un “movimiento disidente” de la estructura estatal y amenazan con salir a la luz pública a acusar al gobernador Alejandro Murat Hinojosa de “marginar” a este partido político de la administración pública estatal.
¡Qué raro! En el estado de Oaxaca el PVEN ha actuado como una filial del PRI o como franquicia de poderosos grupos priistas. Solo así se explica que la mayor parte de militantes del Verde tengan sus orígenes en el Revolucionario Institucional; se han mudado de un partido al otro sin siquiera dejar en claro su afiliación.
Es decir, se desconoce si renunciaron formalmente a su militancia en el PRI y si se sumaron de manera legal al Partido Verde Ecologista de México (PVEM); incluso, en los procesos electorales a cargos de elección, popular el Revolucionario Institucional acomoda a cuadros priistas en las candidaturas registradas por el Verde.
Más bien, es un grupo del PRI el que realiza dichos acomodos, es como si tuviera el control del PVEM en la entidad oaxaqueña. Y ese grupo está plenamente identificado con el gobernador Alejandro Murat, pero el grupo con toda la influencia sobre el Verde ya existían desde antes de las aspiraciones del joven mandatario.
En ese contexto, resulta raro, extraño, sospechoso, que prácticamente de manera anónima se anuncie un eventual cisma en el PVEM en el estado de Oaxaca.
En el mensaje de correo electrónico de los supuestos inconformes se dice: “Denunciaremos el olvido del que hemos sido objeto de parte del gobernador Alejandro Murat, ya que a pesar de haber trabajado mas de tres años en su proyecto de precampaña y campaña, y de haber sido parte de la coalición que lo llevó al triunfo, nos dejó al margen de su administración”.
¿En serio? ¿Pues de qué parte de la estructura estatal del Verde se trata? Porque en el gabinete ampliado del gobernador de Oaxaca tienen cargos militantes del PVEM. Por ejemplo, María Cristina Delgado Díaz, quien ocupa una posición en la gubernatura. Y si mal no recordamos, a la administración pública estatal también fueron incorporados Paola España y Alejandro Méndez; éste último fungió como representante del partido ante el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca IEEPCO).
Caray, ¿y los inconformes cómo se atreven a pedir espacios si francamente el PVEM le aporta al PRI una pírrica cantidad de votos en el estado de Oaxaca? Ha sido así en casi todos los procesos electorales en que han participado coaligados? El Verde ha aportado un promedio de entre 30, 40 ó 50 mil votos; si acaso alguna vez llegó a los 70 mil.
En la elección de gobernador del 2016 el PVEM no se distinguió por aportarle cantidades industriales de votos a la coalición “Juntos hacemos más” que postuló a Alejandro Murat.
¿Qué estará pasando en el PVEM en Oaxaca? ¿Se acabó el goce de la franquicia? ¿O los priistas incrustados en la estructura del Verde se están saliendo del huacal? ¿Indisciplina hacia el poderoso grupo del PRI que los maneja? ¿O la rebeldía viene de auténticos militantes del Verde?
Se sabrá este viernes, día en que amenazan con estallar la bomba mediática.
AURORA LÓPEZ ACEVEDO
Por cierto, Aurora López Acevedo militó en el PRI… ¿militó?... bueno, nada se sabe de su afiliación, pero se vio cerca del Revolucionario Institucional en la época del gobernador José Murat Casab, en cuya administración estatal ella fungió como Coordinadora General del Transporte y fue una poderosa funcionaria.
Y a su salida, la empresaria del transporte urbano fue señalada de irregularidades. Nunca le comprobaron nada. Sin embargo, su presencia sigue causando polémica.
Tras la culminación del sexenio de José Murat, Aurora López Acevedo desapareció del escenario político, pero reapareció en la campaña de Alejandro Murat como una de las mujeres del PVEM. Se rumoraba que ella sería la Secretaria de Vialidad y Transporte en el gobierno alejandrista, pero no, pues su controvertida presencia en nada ayudaba a la naciente administración estatal.
Aurora, digamos, ha estado en la “banca” en la presente administración estatal, cuando menos públicamente.
Y hace algunos días corrió el run run de que Aurora busca la presidencia del PVEM en el estado de Oaxaca y también una candidatura a cargo de elección popular. Concretamente quiere ser abanderada a una diputación federal. ¿Por qué principio? ¿Mayoría relativa o de representación proporcional?
Para una candidatura de mayoría relativa, tendrá que esperar las definiciones nacionales del propio PVEM sobre si para las elecciones federales del 2018 competirá solo o coaligado con el PRI. Seguramente irán en coalición. ¿Pero de qué tipo? ¿Total, parcial, flexible?
Para una candidatura plurinominal tendrá que colarse a los tres primeros lugares de la lista regional para asegurar su acceso a la Cámara de Diputados Federal.
En fin, que en el PVEM en el estado de Oaxaca ya andan en la puja de posiciones, pero sin estructura, ni trabajo político, ni nada. ¿O si lo tienen?
Correo: rosyrama@hotmail.com