Rafa Márquez: ¿quién ocultó informes al presidente?

¿Dónde están los cuerpos de inteligencia mexicanos?

¿Quién cambió la asistencia de Osorio a la Asamblea?


En realidad debiera decirse:

Julión Álvarez: ¿quién ocultó datos al presidente?

Porque con toda su fama de cantante, la popularidad de Julión es inferior a la del capitán de la Selección Nacional, ex jugador del Barcelona y sin duda uno de los deportistas más destacados de México.

Pero entremos a la información:

El presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, fueron fotografiados mientras recorrían el Cañón del Sumidero en compañía del artista y la imagen subida a redes sociales.

Algo normal en el presidente de un país.

De todos los ciudadanos, debiera agregarse.

Pero ayer, en cuanto varias instituciones de Estados Unidos –los departamentos de Justicia y del Tesoro, la agencia antidrogas DEA, la secretaría de Seguridad Interior, etcétera- los relacionaron con empresas bajo sospechas, la fotografía fue borrada.

El hecho de inmediato fue tomado por los cibernautas críticos del sistema y en especial del jefe del Ejecutivo para destacarlo como si una gráfica lastimara a la sociedad mexicana o fuera prueba de nexos con el crimen organizado.

De esa forma el remedio superó en daño al error, en caso de haberlo.

¿Y LOS CUERPOS DE INTELIGENCIA MEXICANOS?

El problema estaría en otra parte.

En el eventual silencio de las instituciones de inteligencia mexicana.

Una versión interna menciona cómo, con el intercambio de información y los mecanismos de colaboración entre México y Estados Unidos, desde hace tiempo se tuvieron sobre el grupo comandado por el empresario tapatío Raúl Flores Hernández.

Si El Tío está asentado en Guadalajara y ahí está la sede de la mayoría de sus negocios -42, según los primeros reportes-, eran indicios suficientes para abrir una investigación propia o al menos para cruzar archivos.

Pero no se actuó o al menos no se informó a quienes velan por la seguridad física y política de Enrique Peña y con su omisión causaron un daño a la imagen del presidente de la república y, obvio, al país.

Lo lamentable es la sucesión de hechos.

Ha pasado en muchos casos –incluido con el impresentable ex fiscal de Roberto Sandoval en Nayarit, Edgar Veytia-, sin investigación profunda ni seguimiento de hechos sobre la conformación de grupos delincuenciales.

Siempre se actúa en reacción a Estados Unidos, como demuestra el embargo de los bienes no tanto de Rafael Márquez o de Julión Álvarez, sino de muchos otros sujetos fichados por las autoridades estadunidenses.

Se actúa aunque las acusaciones de Estados Unidos sean sólo eso, acusaciones, sin esperar determinaciones judiciales o comprobaciones de trasiego de droga, lavado de dinero u otros delitos, según sea el caso.

¿POR QUÉ CAMBIARON SEDE A OSORIO CHONG?

Un dato político surgió fuera de las discusiones de la Asamblea Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En Jalisco esperaron infructuosamente al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, enviado de último momento a Toluca sin desatender sus responsabilidades oficiales.

Estaría al lado de los responsables de la mesa Visión de futuro: Manlio Fabio Beltrones, Jorge de la Vega y Arturo Zamora.

Más sorpresivo es el cambio porque el mismo PRI lo mencionaba entre quienes destacarían por su participación.

Pero fue enviado a Programa de Acción, donde se supone el partido anunciará hacia dónde se dirige el priísmo y será el catecismo del próximo candidato del PRI a la Presidencia de la República.