PUES AHORA SI, MI CHINGÓN, ME REÍA A MORIR CUANDO ESCUCHABA UN MENSAJE POR EL TELÉFONO QUE DECÍA QUE: “DEBEMOS DE RECONOCER QUE SOMOS POBRES PORQUE TENEMOS UNA MENTALIDAD POBRE, QUE SIEMPRE NOS QUEJAMOS, QUE NO VOLTEAMOS A VER CÓMO PIENSAN LOS RICOS QUE NO SE QUEJAN, SOLAMENTE SE PONEN FIJOS EN SUS OBJETIVOS Y LOS ALCANZAN”, pues sí chucha, si esto fuera así seguramente muchos de los necios que se levantan pensando en que son ricos o que “merecen la riqueza y la felicidad”, dicen ellos, pues ya la hubieran alcanzado porque el Universo hubiera conspirado para que se les diera a manos llenas la riqueza… y no hubieran tenido que joder a los demás robándoles el esfuerzo y los salarios para que, en una explotación, se consiguieran mayores utilidades que pararían a su bolsillo, no a los que generan la riqueza… si bien decía mi abuelito: “Todo lo que te sobra y acumulas como riqueza se la robaste a otros”.
Es cierto que puedes acumular algo de bienes y de riqueza si te ensañan a ahorrar, y eso puedes hacerlo siempre y cuando te sobre algo de lo que ganas, de otra manera, si terminas el mes pidiendo prestado para que no te corten el gas o el teléfono, o simplemente para poder tomar el camión, pues está en chino poder ahorrar. por ejemplo, quisimos ensañar a ahorrar a mis hijos y les compre, primeramente, un cochinito de barro y ahí ponía las monedas que me sobraban y después de un año juntamos como tres mil pesos y abrimos una cuenta de ahorro para uno, y después de otro año, la abrimos para la otra, y así le fuimos metiendo a la cuenta hasta que vimos que los ahorros jamás aumentaban porque con los intereses solamente aumentaban unos cuántos centavos, ni siquiera pesos por mes, y así, ahora, tienen como siete mil pesos después de varios años, y cuando vamos a retirar el dinero nos dicen que nos enviaron vario mensajes que jamás recibimos para que pusiéramos dinero en las cuentas o las congelaban, y así, ahora, es todo un lio porque vamos y regresamos al BANCOMER y nos piden documentos y que si es el niño y la niña y que si no es la madre la que abrió la cuenta ahora tiene que ir el tutor, o sea yo, para de nueva cuenta hacer los trámites, y eso para que, después de que cancelen la cuenta con el permiso de los banqueros de las oficinas centrales, las den como canceladas y debemos, forzosamente, ponerles unos pesos más, para que se activen, y después de que se activen y esperamos y damos vueltas, podremos recuperar el dinero. Claro, ellos, prestaron ese dinero ahorrado por varios años, tal vez una suma menor para los especuladores financieros pero importante para mis hijos, a tasas de interese superiores al ocho por ciento anualmente y me dirán que los bancos no son casa de caridad, pero entonces, tendría que decirles a los banqueros y especuladores que, nosotros, como ciudadanos, no somos sus pendejos y no tienen por qué robarnos más de lo que nos han venido robando.
Y me pueden decir que ahí están las oficinas de quejas y de defensa del ahorrador y que entonces debemos quejarnos ahí, y claro, ahí, nos pedirán nuevos documentos y nuevos escritos y daremos vueltas para que nos digan que pues el banco está en su derecho de tomar esas precauciones para que no se puedan llevar los dineros otras gentes que no seamos nosotros, como si fueran sumas enormes, y ellos, esperan que todos, cansados de dar vueltas al centro por la mañana porque debe ser así para que se puedan enviar los documentos y bien temprano para que esperen respuesta y nos vuelvan a llamar para hacer este viacrucis enorme, y como siempre, terminemos mentándoles la madre a los bancos y a los banqueros que es como si les montáramos la madre al presidente y a su secretario de hacienda y a los políticos, porque ellos, no sirven a los ciudadanos, sirven para cuidar los intereses de los banco y de los banqueros tal como lo demostrara Zedillo cuando rescató a bancos y a banqueros y no rescató a los ciudadanos que nos sumimos en la pobreza y el endeudamiento. Hoy, siguen cuidando los intereses de los bancos y de los banqueros y de los políticos y no cuidan a los miles y miles de ciudadanos que están en la miseria al perder casa, vestido y sustento en muchas regiones del país, y tampoco velan por los intereses de los mexicanos a los que explotan cobrándoles impuestos para que entre los bancos y los banqueros y los políticos, sigan utilizando esos recursos públicos, de todos, para hacer sus negocios privados y eso que ellos no tienen mentalidad de pobres sino de chingaquedito, dicen en mi pueblo.
Y la verdad es que no somos pobres porque digamos que nos roban y nos saquean los recursos públicos que deben ser de los mexicanos, así como sus impuestos que se deberían utilizar para el beneficio de todos, no, somos pobres porque tenemos empresarios, comerciantes, banqueros, políticos rateros y explotadores, corruptos e jijos de la tiznada. Si vemos la bonanza de España y de Europa la podemos entender por los saqueos en minas y productos que salieron de América para ellos, y los despilfarraban los reyes, y los siguen haciendo y hay pueblos ricos y felices porque en ellos, hay políticos, comerciantes, empresarios y banqueros que no son tan ratas como los nuestros, y para que lo entendamos, dicen que en los tempos de Echeverría se dijo por parte de los investigadores del Instituto Mexicano del Petróleo, que México tenía petróleo para más de cien años… y lo saquearon y robaron como ahora lo siguen robando con los nuevos inversionistas extranjeros y nacionales… como ven, somos pobres no porque pensemos como jodidos, sino porque nos joden y porque somos cobardes y dejados.. Esa es la verdad…