Monreal no regresará a Morena y construye su propio frente ciudadano

El Peje no se equivoca como Dios y por eso no rectifica con Sheinbaum

Salida ante el TLCAN: una sociedad robusta económica y políticamente


Ha sido una semana definitiva para la capital.

O para el futuro de la Ciudad de México, debiera decirse.

De un lado, Andrés Manuel López con un llamado zacatecano al zacatecano Ricardo Monreal para permanecer en el partido de su absoluta propiedad, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Simultáneamente, con la especificación de Yeidckol Polevnsky, secretaria general del partido pejista, del futuro monrealista si permanece bajo la férula del tabasqueño: secretario de Gobernación… si gana, claro.

Pero del otro lado, hubo más señales:

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) aprobó, muy a pesar de las legítimas ambiciones de su dirigente Alejandra Barrales, los términos de sus convocatorias y dejó abierto el requisito a un externo, a un no militante para la megalópolis.

Para no aventurar huecos, flexibilizó los métodos de selección a quien garantice los mayores consensos.

A la par, Movimiento Ciudadano (MC de Dante Delgado) expresó simpatías por Monreal.

Acción Nacional (PAN), a través de Jorge Romero, terció con el pronunciamiento por un externo.

Y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) cerró el círculo con la aprobación de disposición a externos y con esa autorización salió su dirigente capitalino Eruviel Avila para aludir a Monreal como alguien posible.

¿Qué sigue a esto?

DIOS SE EQUIVOCA, AMLO NO

Andrés Manuel López la tenía simple.

Si quiere a Ricardo Monreal consigo, le hubiese bastado con reponer el proceso para democratizar la postulación de candidato a la Ciudad de México, sin la manipulación de su hijo Andy Andrés Manuel López Beltrán.

Pero él y Dios -la perfección del Peje es mayor a la de Dios- nunca se equivocan.

En consecuencia, no cambiará.

Si Claudia Sheinbaum sigue en caída libre y no le garantiza el triunfo y una bolsa de reservas para compensar otras regiones y entidades, buscará un alterno aunque cargue con muchos negativos como Martí Batres.

Pero esa es decisión exclusiva de López, aunque vaya en su obsesión la esperanza -y al final la frustración- de millones de votantes mexicanos.

Como no rectificó, le facilitó las cosas a Ricardo Monreal.

Por fin se sintió liberado -ojo, no libre- y avanza en silencio en la construcción de un frente ciudadano para sumar muchas organizaciones y muchos membretes.

Ahí estarán, según su estrategia y sus negociaciones, el frente PAN-PRD-MC, pero también otros partidos como el Verde Ecologista de México (PVEM), Nueva Alianza (Panal) y Encuentro Social (PES).

Ah, y también de facto el Partido Revolucionario Institucional (PRI), como ya bosquejó Eruviel Avila pero cuyos términos de entendimiento no puede revelar.

Cubierto el panorama, sólo falta el término.

Digamos: Frente Ciudadano por la Reconstrucción y Reconciliación de la CDMX.

Faltan muchos puntos y comas, pero todo marcha bien y por ello Monreal no se registró como candidato ciudadano antes del 16 de octubre.

OPCIÓN DE MEXICO SIN TLCAN

Ayer se inauguró en San Luis Potosí la XVI Cumbre de Negocios, a la cual asistirán el presidente Enrique Peña, siete secretarios y cientos y acaso miles de empresas.

EL empresario Miguel Alemán ve un panorama de las difíciles renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y propone trabajar por “una comunidad económica altamente competitiva y políticamente robusta”.

Es el camino, insiste.

El gobernador Juan Manuel Carreras anunciará inversiones por más de 850 millones de dólares para generar más de cuatro mil 500 empleos.

Dato mayor en un estado con crecimiento de 6.6 por ciento anual contra un promedio nacional de 2.7.