Los Senadores de la República quieren hacer tan pulcro y transparente el proceso de selección del Fiscal para la Atención de Delitos Electorales, que terminan haciéndolo sucio y obscuro. Por lo menos eso proyectan; ya comprobarán lo contrario cuando designen al dechado de virtudes que pretenden.

Claro, porque lo quieren incorruptible, imparcial, profesional, capaz y avezado en materia penal electoral. Sin embargo, los legisladores son incongruentes. Por un lado buscan prácticamente al mejor santo de toda la corte celestial, y por otro, eliminan candados en los requisitos de elegibilidad del referido Fiscal.

Nos referimos a la eliminación del requisito de que los aspirantes no hayan desempeñado cargo de dirección o representación nacional, estatal, distrital o municipal en algún partido político, ni haber sido candidato a cargo de elección popular, en los seis años anteriores a la designación.

La propuesta la presentó el senador Manuel Cárdenas Fonseca. Y conforme un comunicado del Senado, se manifestaron en contra de esta modificación, los senadores Luis Sánchez Jiménez, del PRD, Dolores Padierna Luna, Zoé Robledo Aburto, Luis Humberto Fernández Fuentes, Miguel Barbosa Huerta y Manuel Bartlett Díaz y Lorena Cuéllar Cisneros, del PT; Pilar Ortega Martínez, Héctor David Flores Ávalos, Víctor Hermosillo y Celada, del PAN, así como Alejandro Encinas Rodríguez. Y a favor: Verónica Martínez Espinoza y José María Tapia Franco, del PRI; Roberto Gil Zuarth y Javier Lozano Alarcón, del PAN, y Carlos Alberto Puente Salas, del PVEM.

El resultado fue de 64 votos a favor, 33 en contra y una abstención.

Y ocioso resulta conformar un cuerpo colegiado de seis académicos prestigiados que colabore en la evaluación de los perfiles y conocimientos de las personas que aspiran a la titularidad de la FEPADE. Porque el Acuerdo sobre la metodología establece que: “La evaluación remitida por los representantes de las instituciones académicas no vinculará, en modo alguno, la deliberación y las decisiones de los órganos del Senado de la República.”

Entonces ¿cuál es la razón de ser de la participación de los académicos? Hasta parece mera utilización para matizar de transparencia e imparcialidad la selección del próximo Fiscal Especializado para la Atención de Delitos Electorales. Evidentemente, antes los académicos también pasarán por un proceso de selección a cargo de la Comisión de Justicia, la cual deberá elegir a los estudiosos el 30 del mes en curso.

En fin, por lo pronto ya se cerró el registro de aspirantes a la titularidad de la FEPADE, se inscribieron 21 y sus nombres son los siguientes: Héctor Marcos Díaz Santana Castaños, Eduardo Jesús Castellanos Hernández, Tomás Cantú López, Mario Enrique Velasco Torres de la Vega, Raúl Arroyo González, Omar Diego Terrón Barranco, Ricardo Suro Gutiérrez, Karla Mendoza Morales, Blanca Ivonne Olvera Lezama, Laura Angelina Borbolla Moreno, Augusto José Isunza Padilla, Alejandro Porte Petit González, Nelson Bello Solís, Antonio Sorela Castillo, Eugenio Reyes Contreras, Carlos Enrique Bueno Pérez, Eduardo Alfonso Guerrero Martínez, Enrique Correa Ultreras, José Cuitláhuac Salinas Martínez, Enrique Alejandro Santoyo Castro y Pedro Miguel Ángel Garita Alonso.

La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores recibió la documentación de ellos y ellas para revisar el cumplimiento de requisitos. Y de ahí se sigue el tortuoso procedimiento, que francamente no genera confianza en la ciudadanía, porque viene siendo como dice aquél refrán “la misma gata, nada más que revolcada”.

Ni siquiera es creíble el ánimo de los senadores, con sus honrosas excepciones, de terminar con los delitos electorales, cuando muchos de ellos andan en busca de una candidatura para el siguiente cargo de elección popular para las elecciones del 2018, ya sea diputación federal, diputación local o presidencia municipal, según su entidad de origen.

Y en esa búsqueda algunos caen en tentaciones. ¿O de dónde provienen los recursos económicos para que puedan andar como émulos de Santa Claus haciendo presencia en el ánimo de los electores en comunidades de su respectiva entidad federativa?

En fin, a ver qué resulta del proceso electivo del titular de la FEPADE.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com