APROBADA LA LEY DE SEGURIAD INTERIOR y se generan los escándalos y las posturas que aseguran que con ella se daría rienda suelta a la represión en el país… y bueno, en este lapso, la Secretaría de la Defensa Nacional, anuncia que se designan nuevos cargos: Subsecretario, General de División Diplomado de Estado Mayor Roble Arturo Granados Gallardo. Oficial Mayor, General de División Diplomado de Estado Mayor Eduardo Emilio Zárate Landero. Inspector y Contralor General, General de División Diplomado de Estado Mayor, Pedro Felipe Gurrola Ramírez. Jefe de Estado Mayor de la Defensa nacional, General de División Diplomado de Estado Mayor, Alejandro Saavedra Hernández y Comandante de la Fuerza Aérea Mexicana, General de División Diplomado de Estado Mayor Aéreo, Miguel Enrique Vallín Osuna.
Sin duda, los tiempos de la represión sin límite han cambiado, nadie podrá dejar de culpar a los mandos políticos que ordenaron a grupos selectos del Ejército Mexicano a cumplir con acciones de represión sobre todo en la llamada Guerra Sucia, y por esa misma razón, en los tiempos de Vicente Fox, los mando militares presionaron para determinar que jamás se volvería a utilizar al ejército mexicano para realizar actos represivos en movimientos políticos y sociales, y esto, al parecer, lo olvidan muchos de los grillos que joden por joder y hablan por hablar, como algunos “dirigentes” que siendo subsecretarios de educación, trataron de culpar al ejército de la matanza en 1968, cuando todos sabían que esa era una realidad ordenada y controlada por grupos políticos que incluyeron a importantes personajes de la política en una proceso de sucesión presidencial adelantada, de tal suerte que se le corrió del puesto, y no para de bramar, porque dejo de mamar…
Hace algunos años los mandos militares preferían que los graduados no fueran a “educarse” a las academias norteamericanas y mantenían una postura nacionalista y patriota, hoy en día, muchos de los mandos están educados en los Estados Unidos y mantienen relaciones políticas y militares con los mandos norteamericanos de tal suerte que participamos en las maniobras que se realizan en el Sur o en el Norte, y a lo mejor, en tales condiciones, muchos mexicanos no tienen la confianza en esos militares ya que piensan que en vez de servir a la patria en cualquier momento, servirían en contra de la patria, y cambiarían mucha las relaciones en el país entendiendo que la base fundamental de garantía de buen manejo de la instituciones se encuentra en el Ejército Mexicano ya que, no importando quién o qué grupo o ideología política llegue al poder, el mando se mantiene leal a los dictados del poder político, y es por tal motivo que en esas condiciones, Felipe Calderón, movilizó a las fuerzas armadas y las llevó a la famosa GUERRA CONTRA EL NARCOTRÁFICO que ha sido un verdadero baño de sangre en el país y ha generado la idea de que existen en realidad abusos de parte de los soldados y tienen que cargar con el peso de más de 300 mil mexicanos asesinados y de más de 32 mil desaparecidos, y no se ha investigado en la realidad que los inmensos recursos financieros desviados a esa lucha y compra de armas y equipos no fueron al ejército, sino a un grupo selecto de policías que están plenamente ligados y disciplinados a las instrucciones que les den los cuerpos de seguridad e inteligencia de los norteamericanos… así que, antes de hablar y de condenar sin motivos plenos y claros a los soldados mexicanos, deberían analizar lo que en la realidad está sucediendo en México y en Estados Unidos y el mundo con relación a la lucha contra el narcotráfico, porque al parecer, lo único que es real, es que en vez de eliminarse o reducirse se ha aumentado, y los inmensos recursos financieros que generan las drogas y su tráfico se están utilizando en provocar nuevos conflictos políticos militares, y si esto no lo entendemos, cuando abran los ojos, tendremos una pata en el pescuezo…
Recordemos que las cosas no son por casualidad y que hay actos que se deben de recordar y estudiar para que no nos sorprendan. Cuando el triunfo de Salvador Allende en Chile, el ejército mantuvo una postura de solidaridad para con el presidente y las instituciones y en ese lapso se provocaron asesinatos de altos mando leales a Salvador Allende, y se fortaleció a los Carabineros que era el cuerpo de policía, dándole una enorme capacidad de fuego y aumento de mandos y recursos, y por medio de este grupo que encabezaba Augusto Pinochet se destruye el gobierno de Allende y se realiza una enorme matanza de dirigentes y simpatizantes chilenos de tal suerte que se impone, por muchos años, la ultraderecha en el país. Hoy, en México, se ven rumbos que pueden construir nuevas rutas y por esa razón se nota también que, desde Estados Unidos, se busca eliminar el prestigio y la fuerza del Ejército para eliminar a los mandos nacionalistas y patriotas, y dar fuerza y paso a las policías que se pueden manipular con facilidad para eliminar a los grupos de mexicanos que luchan por la soberanía y por el rescate de los recursos naturales y fondos públicos que beneficien a los mexicanos, y no sean el botín de los inversionistas y saqueadores nacionales y extranjeros, y es por esa razón que en vez de ver controles en el narcotráfico vemos aumento de fuerza y de recursos, de tal forma que se generan enormes fortunas que tienen su origen en ese tráfico de drogas y delincuencia organizada que van a formar la base para imponer a los grupos de la derecha nacional… debemos entender la historia y reflexionar lo que sucede, porque la historia nos permite reflexionar sobre el rumbo que necesita el país y lo que es mejor para México y los mexicanos…