No es privativo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) la pugna entre grupos internos en los distintos niveles, también se da en Acción Nación (PAN) como si los militantes pelearan por los despojos cuando el panismo está en ruta por la Presidencia de República.

¿O tampoco le ven futuro al partido tras el desprestigio de Ricardo Anaya Cortés por su presunta vinculación al lavado de dinero realizado por el empresario Manuel Barreiro?

Como sea, pero existen entidades federativas donde los panistas todavía no terminan de digerir la auto-imposición del candidato presidencial, a lo cual se suma el pleito interno por las candidaturas al resto de los cargos de elección popular para los comicios de julio próximo tanto federales como locales.

Recuerden que en 30 entidades hay proceso electoral concurrente, entonces la selección de los candidatos para los cargos locales está influyendo en el ánimo de los votantes internos, por lo menos hasta el momento.

De aquí al inicio de las campañas pueden ocurrir dos cosas: Que todo se acomode en su lugar con panistas sumados en la búsqueda de triunfos electorales, o que se produzcan rompimientos definitivos que abonen a la derrota de Acción Nacional en las elecciones presidenciales y para el resto de los cargos.

Aunque los panistas suelen emitir voto diferenciado. Veremos donde se acumula el enojo interno, si acaso las cúpulas nacional y locales no consiguen el éxito de la operación cicatriz. ¿La hay? Quizá, pero no eficaz. Los simpatizantes de Margarita Zavala siguen firmes con ella.

CASO OAXACA

Oaxaca es una entidad proclive a la izquierda, no a la derecha. Tal tendencia ideológica ha hecho que Acción Nacional siempre ande a la zaga. Su presencia se ha concentrado en municipios determinados, por ejemplo, en la capital oaxaqueña, Salina Cruz y Huajuapan de León; los tres, por cierto, perdió en los dos últimos procesos electorales.

La única ocasión en que el PAN se colocó como segunda fuerza electoral fue en el 2010, cuando junto con el PRD, el PT y Convergencia, llevó al poder a Gabino Cué Monteagudo, quien resultó el peor gobernador de Oaxaca.

Juntos ejercieron un desastroso gobierno de coalición de facto.

PAN y PRD salieron sumamente desgastados y desprestigiados. Tanto que en las elecciones del 2016, no solamente perdieron la gubernatura, sino que se fueron a la debacle; Acción Nacional se cayó al cuarto lugar y el Sol Azteca, al tercero.

Y así han llegado al 2018.

El PAN además enfrenta líos internos por la dirigencia estatal, a los cuales se suman las diferencias por la selección de candidatos a las diputaciones federales y locales, así como a las presidencias municipales. Eso sí, nadie se pelea por encabezar la segunda fórmula al Senado; la tienen perdida.

Hay un grupo auto-denominado “los rebeldes de la Mixteca” comandado por Luis de Guadalupe Martínez Ramírez, quien a mediados del año pasado contendió por la presidencia del PAN-Oaxaca, la cual inicialmente ganó. Pero su contrincante, Natividad Díaz Jiménez, agotó toda la cadena impugnativa hasta la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEEPJF), y revirtió la decisión.

Ahora Luis de Guadalupe pretender derrocar, por decirlo de algún modo, a Natividad Díaz aprovechando la coyuntura de la selección de candidaturas, que no tiene muy contentos a panistas oaxaqueños, pero tampoco se inscribieron en el proceso interno.

Acusan a Natividad Díaz de quedarse con la candidatura a diputada federal plurinominal en la tercera posición de la lista de la Tercera Circunscripción Electoral. Sin embargo, según fuentes internas, nadie se inscribió más que ella y Alejandra García Morlan para el séptimo sitio; ambos lugares son seguros de un total de diez en esa demarcación.

La acusan de haberse inscrito como candidata sin antes renunciar a la presidencia estatal del PAN, por lo cual la han impugnado. Pero quienes impugnan carecen de personalidad jurídica, dicen fuentes allegadas a la panista. Y si ello es verdad, la impugnación resultará improcedente. Lastima Margarito.

También la acusan de imponer candidatos, siendo el caso más emblemático el del ex priista Samuel Gurrión Matías para encabezar la planilla a la presidencia municipal de la capital oaxaqueña, donde el PAN perdió la oportunidad de crecer de manera imparable gracias al pésimo gobierno de Luis Ugartechea Begué, quien ganó en el 2010 junto con Cué.

Después de dicho trienio, el PAN se cayó en la capital oaxaqueña, donde ha gobernado el PRI en las dos últimas administraciones municipales; la actual con más cuestionamientos. Así que el Revolucionario Institucional está a un paso de perder el gobierno del corazón político de la entidad.

Ahora se le presenta al PAN la oportunidad de recuperar el municipio de Oaxaca de Juárez, pero no tienen un solo cuadro competitivo cuando no solamente enfrentará al PRI, sino también a Morena, partido que en el 2016 estuvo a punto de ganar la elección municipal.

Ante tal escenario, el PAN-Oaxaca echo mano de un ex priista que puede dar la pelea como Samuel Gurrión, quien en las encuestas internas sale prácticamente en empate técnico con los prospectos de Morena y del PRI, Oswaldo García Jarquín y Javier Villacaña Jiménez.

Si fueran los tres, la contienda por la municipal se pondrá muy interesante. Porque con Villacaña Jiménez el PRI está en la pelea en la capital oaxaqueña, aunque su rival no sería ni Morena ni Samuel, sino el propio presidente municipal en funciones emanado de las filas priistas, José Antonio Hernández Fraguas.

En fin, retomando el tema: Hay panistas, lógicamente, que están en contra de la candidatura se Samuel Gurrión, pero ningún cuadro competitivo se inscribió en el proceso interno. Quieren abanderado orgánico, ¿pero pues dónde está?

Incluso, dicen que el jóven Núñez Banuet, único inscrito, tampoco es militante.

Samuel Gurrión tiene el aval del Comité Nacional y seguramente será ratificado por los órganos competentes nacionales, a pesar de los intentos de priistas (vía Luis de Guadalupe) de quitarlo de la candidatura a la presidencia municipal de la capital oaxaqueña.

A ver qué pasa con el PAN en el estado de Oaxaca. En las elecciones del 2018 tienen la oportunidad de reposicionarse o irse hasta el quinto sitio.

***

rosyrama@hotmail.com