EN ESTE AÑO HABLAREMOS Y HABLARÁN MUCHO SOBRE EL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL DE 1968, UNOS, LO HACEN DE OIDAS, Y OTROS DE ODIOS Y RENCORES, DE RESENTIMIENTOS Y ARREPENTIMIENTOS y, curiosamente, todos o casi todos los que escriben sobre el tema del 68, son de la UNAM, y hay una razón al ser la institución y sus egresados que han sido solidarios con las causas populares y sobre todo ,con la vida de sus hijos ,y de ahí se formaron y forjaron los mejores empresarios, los políticos, los funcionarios, ellos, controlaron el poder económico y político del país y le dieron el rumbo con un sentido nacionalista y de soberanía nacional, buscando caminos para encontrar una mejor forma de vida, ahí se cultivan las letras, la historia y la filosofía y de ahí salieron grandes pensadores y valiosos hombres para la patria.

El Instituto Politécnico Nacional se forma y se forja en la lucha diaria en la velocidad en que se requerían técnicos y obreros especializados que se formaron al amparo de Lázaro Cárdenas, y dieron peleas importantes para perderlas todas, perdimos el Internado y se cambiaron muchas cosas, se daba la formación técnica y poca cultura, veníamos de las clases medias bajas no como los “toficos” de la UNAM, tenemos como mascota a un burro blanco mientras que en la UNAM mantienen a su PUMA, hoy muerto, pero existía…con esa formación, seguimos manteniendo un alto grado de excelencia en el ramo industrial y fuimos dominados por directores nombrados por el gobierno y se mantenía el control político magisterial y estudiantil desde las oficinas del ingeniero, Jesús Robles Martínez, que controlaba al sindicato de maestros y a los porros y dirigentes estudiantiles domados en la FNET, ahí tuvimos que dar luchas con nada, con piedras y valor, defendernos de los porros y de los grupos de maestros dominados por el SNTE, eso de la autonomía no solamente era un sueño sino algo imposible como lo vemos hasta el día de hoy, la estructura era de prevocacional donde en vez de darnos materias de humanidades nos daban talleres, las vocacionales estaban diseñadas para formarnos de acuerdo a las carreras y se nos daban talleres o como en el caso de la vocacional cinco, materias de contabilidad y mecanografía y biblioteconomía, la idea según nos explicaban, era el de darnos opciones para poder trabajar y pagar nuestros estudios, porque no había duda de que no tenían nuestras familias los recursos para ello, y estaba bien, no era malo, por esa formación en mecanografía y biblioteconomía pude trabajar en la Biblioteca Erasmo Castellanos Quinto, de la Escuela Nacional Preparatoria Uno y seguir mis estudios en la vocacional, y por ejemplo, en ese nivel, se nos daba lógica ética y estética en un mismo curso, adiós historia y filosofía, y muchos tuvimos que formarnos en las lecturas personales y en ese tiempo, nuestra ambición, era poder trabajar y estudiar.

En el Politécnico se comenzaron a dar las luchas de todo tipo, cuando estábamos en la escuela superior de economía jugaron un papel vital los Ateneos y Seminarios que formaron una asociación que llevaba películas y conferencias en un enorme esfuerzo de un talentoso, Julio Téllez, que mantenía una gran actividad y programaban con los maestros o con los que nos hacían el favor, alguna conferencia o algún buen taller; desde la vocacional tuve inclinaciones por el periodismo y ahí con otros formamos algunos intentos de esto y, en la profesional, participamos en la Asociación de Prensa Estudiantil Politécnica, donde se hicieron periódicos estudiantiles donde se manifestaban muchas inquietudes y fue la base real para darnos una brochada de actividad política dentro del grupo Vanguardia Revolucionaria, que confrontaba normalmente a los dominados y domados dirigentes de la FNET que, era a su vez, controlada por ese equipo de Robles Martínez y que daba el control gubernamental. Por esa fuerza y control era difícil llegar a la dirigencia de la Sociedad de Alumnos de la ESE y lo logramos, y de ahí surgieron experiencias y la base que a su vez conformó la Federación Nacional de Estudiantes Democráticos donde se destacaba Rafael Aguilar Talamantes, que dieron la vitalidad para la lucha estudiantil, y donde estaban muchos participantes de las logias AJEF en su nivel de dirigencia, con esa formación juarista, nacionalista, por esa razó, las dirigencias de “izquierd” se disputaban entre los juaristas y los comunistas que controlaban escuelas con esa formación dogmática y perversa que le daban en las juventudes comunistas, y que fueron las más alejadas del movimiento, ya que ellos, perversamente se manifestaban en esas negociaciones que, al final de todo, se daban entre el gobierno y ellos, por intermedio de la Secretaría de Gobernación.(LUIS ECHEVERRÍA ), y al igual que en muchos movimientos, fueron los que daban los palos para quedarse con los puestos, como en el movimiento ferrocarrilero o en el movimiento magisterial y en el médico, por esa razón, a pesar de su activismo, no permeaban en las simpatías estudiantiles y de ahí, de ese grupo, sale la famosa protesta que se hace y encabeza la FNET el día 26 de julio de 1968, y convergen con los “rabanitos” que hacían su mitin para la conmemoración de la Revolución Cubana, y con los hermanos García Reyes y González Guardado y otros dirigentes dela FNET, llegaron a coincidir con ese mitin y, al grito de Zócalo Zócalo, caminaron al sitio encontrando a los granaderos, ya preparados para la represión e impedir su llegada, y curiosamente, el Departamento del Distrito Federal,de Corona del Rosa, había colocado grandes botes de “basura” que estaban llenos de piedras y varillas y al enfrentar los jóvenes a los granaderos, encontraron ese material y se dan las primeras luchas sangrientas en es parte de la ciudad y los grupos de policía y granaderos llegaban a golpear a cualquier ciudadano que se atravesara, alentando la indignación, después de la provocación que hicieran golpeando a maestros y alumnos de la Voca cinco, y ahí empezó el inicio del movimiento, al iniciarse, en la Escuela Superior de Economía y formarse el primer COMITÉ DE LUCHA, nombrado por la base estudiantil…. y la historia del politécnico no se deja escribir… porque la base real y la lucha violenta se dio en el IPN, y ahí sufrimos la represión en toda su magnitud, y no como dicen algunos “toficos” que fue a causa de nuestra provocación…era la provocación del gobierno de Diaz Ordáz y Echeverría… que no se les olvide. Y continuaremos con la historia vista por los politécnicos.