El Ejército electoral de Elba para AMLO está listo

Ha congregado a maestros del SNTE y de la CNTE

Ifetel se obsesiona y va de nuevo contra Televisa


Andrés Manuel López debe tranquilizarse.

En las elecciones del domingo 1 de julio estará bien cubierto.

No tendrá los vacíos de 2006 y 2012, cuando según él le robaron las elecciones por no tener un ejército de representantes en los centros electorales para vigilar la emisión del voto y su respectiva contabilidad.

Y estará cubierto de sobra.

Su nueva aliada en el tercer reto por cumplir su obsesión presidencial, Elba Esther Gordillo, opera con evidente suficiencia desde la colonia Polanco de la Ciudad de México.

El Instituto Nacional Electoral (INE) estima en 155 mil las casillas a instalar el 1 de julio para permitir la afluencia de los casi 86 millones de ciudadanos convocados para la fecha.

En teoría las tres alianzas tendrán un representante y un suplente para evitar anomalías: relleno de urnas, propaganda en centros de votación, emisión de sufragios por personas ajenas al listado nominal, etcétera.

Unos 310 mil personas en general por cada una de ellas.

Cifra imposible de alcanzar por los candidatos ciudadanos –hasta hoy Margarita Zavala y Jaime Rodríguez; está por conocerse la suerte de Armando Ríos Píter– por falta de ascendencia, de recursos y de capacidad de movilización.

MAESTROS DEL SNTE Y DE LA CNTE

Distinta suerte tiene Andrés Manuel López.

Sus alianzas le permiten, entre otras cosas, tener una extensa red de ministros de culto –y no nada más afilados al Partido Encuentro Social (PES), de sello evangélico- para hacer campaña y vigilancia.

Pero de todas ellas la más productiva es la de Elba Esther Gordillo.

La ex presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) supo negociar a detalle su participación al lado del tabasqueño, a quien combatió con furor hace 12.

Entonces le dio la victoria al panista Felipe Calderón con varios objetivos:

1.- Vengarse de Roberto Madrazo, quien la marginó del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y la defenestró como coordinadora de esa bancada a principios de 2004.

Y 2.- evitar el arribo a la Presidencia de la República de esepeligro para México llamado Andrés Manuel López.

Operó en todos los frentes e histórico es su convencimiento a gobernadores priístas para traicionar al candidato de su partido, Madrazo, y encumbrar a Calderón.

En esta ocasión el acuerdo de Elba Esther con

Andrés es cubrirle todas las casillas del país con maestros de uno y otro bando –el SNTE y la Coordinadora- con una operación minuciosa.

Y está lista: tiene un número infinito de maestros y aliados políticos, los suficientes para garantizar al menos la presencia de dos vigilantes por casilla –más de 300 mil- y reportar cualquier incidente.

EL IFETEL VA OTRA VEZ vs TELEVISA

1.- A los consejeros del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) les gustan las confrontaciones.

No termina su lucha por dividir Teléfonos de México (Telmex) y su presidente Gabriel Contreras ya volvió a amenazar a Televisa.

Anunció su intención de abrir una nueva investigación contra la consorcio de Emilio Azcárraga en aras de declararlo con poder sustancial en el mercado de televisión de paga.

No se resignó con el mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), cuyos ministros no encontraron elementos para declarar a Televisa con poder sustancial en ese sector.

Y 2.- ayer Alejandro Moreno desmintió a quienes hablan de estancamiento y falta de apoyo federal.

Campeche, dijo el gobernador al presidente Enrique Peña, en dos años ha recibido 21 mil millones de pesos –el doble de lo aportado por las dos administraciones federales panistas- y en agenda están tres mil millones más.

Con ese apoyo, insistió Alito, se tendrá “el mejor Campeche de la historia” y el mayor panorama futuro porque, asentó, un mandatario “no gobierna para seis años, sino para el futuro”.

¿Para qué pensar en quien quiere gobernar con el pasado?