Todas las iglesias pueden hacer campaña.

Por disimulo de la autoridad o pacto con candidatos, tienen libertad para tomar partido, expresarlo desde el púlpito o en sus actividades pastorales.

Ejemplo paradigmático es la alianza de los evangélicos, vía el PES, en extraña sociedad con grupos radicales de izquierda.

Parangón con Vicente Fox, quien hizo proselitismo en 2000 desde el Cerro del Cubilete y recibir crucifijos de sus hijos ante la estupefacta mirada de la nación.

Ni entonces ni ahora han intervenido las autoridades electorales para tocar a clérigos o candidatos beneficiados con la corola de algún artículo de la ley.

Abanderados de todos los partidos distribuyen imágenes religiosas y van a misa u otros ritos como i repartieran el calendario del Mundial.

PRESIDENCIA INTERVIENE Y…

Y si alguien actúa, desde el poder desmontan las acusaciones.

El caso mayor del sexenio:

En 2016 la priista Lorena Martínez peleaba con décimas de punto la gubernatura de Aguascalientes al panista Martín Orozco, quien competía pese a estar indiciado.

En la competencia apareció un actor: el obispo José María de la Torre y su estructura pastoral en el estado para, so pretexto del bien común y con el aval episcopal, hacer proselitismo por el PAN.

Orozco y, acorralado, el PRI llevó las pruebas a las autoridades electorales y a Gobernación.

Se pedía aplicar la fracción 1 del artículo 29 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, en lo cual estuvieron de acuerdo varios magistrados electorales y la mismísima Gobernación.

Se emitió una amonestación pero, recuerdan autoridades ligadas al caso, el cardenal Carlos Aguilar Retes acudió con su amigo Enrique Peña y se ordenó retirar toda sanción.

Gobernación firmó la exoneración en secreto.

Así habría quedado, pero al obispo José María de la Torre se le ocurrió presumir la indulgencia presidencial y el caso apenas se registró en la prensa local.

Bien lo dice José Antonio Meade: la impunidad es la madre de la delincuencia y hoy cleros de todo signo actúan con total libertad.

AQUEL ENCUENTRO PRIISTA…

1. Una corrección:
Ayer hablamos de un incidente cuando al delegado priista en el Estado de México, Jorge Rojo, se le impidió frenar alianzas con la vieja estructura tricolor. Fue en 2017 en la campaña de Alfredo del Mazo, dijimos. Error: fue a principios de este año, dato sustancial.

Eugenio Garza Riva Palacio fue designado director de la Lotería Nacional para la Asistencia Pública (Lotenal) de manera singular.

Desde septiembre de 2017 sustituyó a Pedro Pablo Treviño y durante nueve meses se ha dedicado a fortalecer ese organismo histórico.

Abogado de profesión, es miembro del Colegio de Jurisprudencia, del Colegio de Notarios de Nuevo León y de la Barra Mexicana.

3. Luego habrá manera de referirse al debate de candidatos a jefe de Gobierno de la capital.

Ahora narremos un hecho: Alejandra Barrales acudió confiada luego de verse a 0.7 puntos de Claudia Sheinbaum, según la empresa Megamhertyc.

Cuenta con 37% de las preferencias, dice encuesta difundida ayer.

3. Registre usted la reunión de Cuauhtémoc Cárdenas Andrés Manuel López. El tema original es frenar la reforma energética, pero luego le doy más datos.