El PRI entra en astringencia económica y reduce salarios

Vendrán despidos y espera el golpe en las prerrogativas

Hasta parece estar ya plena construcción del Tren Maya


Esperaban el golpe, pero no tan pronto.

Deseaban, por lo menos, terminar el sexenio en paz.

Ya llegarán en diciembre Andrés Manuel López Obrador y su equipo con su discurso de ahorro, disciplina financiera y tal vez de reducción en todos los órdenes.

Desde los salarios de la burocracia media y alta hasta las prerrogativas a los partidos políticos so pretexto de privilegiar el gasto social y dádivas a grupos marginados.

Pero no.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) ya comenzó a aplicar recortes rasos a todo su personal -37 por ciento en promedio- porque las condiciones están terribles .

Y pueden ser peores.

La estructura, azorada y molesta, hace dos preguntas hasta hoy sin respuesta:

-¿Por qué no se esperaron al recorte derivado de la derrota de julio y recién anunciado en las prerrogativas del Instituto Nacional Electoral (INE) para el año próximo?

Y, lo más grave y principal causa del enojo, ¿por qué no fueron informados los empleados de esta medida para prevenirse?

PARTIDO TÉCNICAMENTE EN QUIEBRA

Los gastos reales de los partidos son un secreto.

Regularmente no corresponden a los entregados al INE aunque el Consejo General presidido por Lorenzo Córdova los dé por válidos ante la imposibilidad de una vigilancia estricta.

Pero sí puede darse un dato:

Para efectos técnicos, el PRI de Claudia Ruiz Massieu está en quiebra, endeudado con instituciones financieras –Interacciones de Carlos Hank Rhon es su principal acreedor pero no el único- y con problemas severos.

Muchos candidatos no saben cómo se distribuyeron los recursos correspondientes a 2018, pero las campañas –fracasadas en su mayoría- no permiten continuar con los gastos sostenidos hasta ahora.

Y vaya que el PRI fue privilegiado por el erario.

Según la firma Integralia, brillantemente dirigida por Luis Carlos Ugalde– este año se dedicaron más de 28 mil millones de pesos al proceso electoral, incluidos los 17 mil 426.4 millones del INE, 6 mil 702.9 de partidos políticos y tres mil 893.2 del Trife

No se incluyen los gastos de los órganos locales, los llamados OPLEs.

Según su estadística, el PRI detentó 547.45 millones para sumar 863.96 millones con el Verde y Panal.

Si hoy se queja con esa bonanza, a ver cómo le hace con la mitad o menos para el año próximo.

COMO SI EL TREN YA SE CONSTRUYERA

Da la impresión de estar ya en construcción el Tren Maya.

El equipo técnico del futuro gobierno, encabezado por Javier Jiménez Espriú y Rogelio Jiménez Pons, lleva avanzado el proyecto y su coordinación con los estados involucrados.

El gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, Alito, guio un recorrido de Jimenez Pons –con la dirección de Fonatur en la mira- por donde se tenderán las vías.

El beneficio, destacó Alito, detonará el turismo en Quintana Roo, Chiapas, Tabasco, Campeche y Yucatán en general y polos específicos como Playa del Carmen, Palenque, Tenosique, Calakmul y Valladolid.

Más adelante, conforme se documenten, le daré información sobre los problemas técnicos e inconvenientes ambientales a sortear.

Pero la orden terminante de ya saben quien es seguir sin frenar.