* En este sentido, un aspecto importante hasta ahora poco observado es la exitosa producción de hortalizas en invernadero, impulsada por SEDAPA, DIF y SAGARPA, para surtir de verdura fresca a 55 Cocinas Comunitarias de otros tantos DIF Municipales.
* El trabajo conjunto es coordinado y supervisado por el ingeniero agrónomo Felipe Orozco Rodas, Jefe de la Unidad de Conservación de Viveros de la SEDAPA, mediante la construcción de 132 Macro túneles en tres regiones: Sierra Sur, añada y Costa.

Según el Artículo 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos "Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona". Son valores superiores a proteger por pueblos y gobiernos del mundo.
Sin embargo, encarnarlos en la vida diaria requiere de otros derechos humanos fundamentales, a la alimentación, a la salud a la educación y a la justicia social con dignidad, que refuercen, consoliden y hagan realidad los primeros.
Con visión y sensibilidad política, el Programa Alimentario del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) contribuye en gran medida a garantizar la gobernabilidad y gobernanza y con ello, asegura la paz social en Oaxaca.
De ahí la trascendencia que la Presidenta del DIF Estatal, Ivette Morán, y el Director General de ese organismo asistencial, Óscar Holm Rodríguez, centraran su trabajo este segundo año en seis temas importantes: Familia Incluyente, Familia Saludable, Construyendo en Familia, Familia Protegida, Familia Juntos y Familia Nutrida.
En este sentido, un aspecto importante hasta ahora poco observado es la exitosa producción de hortalizas en invernaderos, bajo temperatura controlada, impulsada por la Secretaría de Desarrollo Agropecuario Pesca y Acuacultura (SEDAPA).
En el programa también participa el propio DIF y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), para surtir de verdura fresca a 55 Cocinas Comunitarias de otros tantos DIF Municipales.
El trabajo conjunto es coordinado y supervisado por Felipe Orozco Rodas, Jefe de la Unidad de Conservación de Viveros de la SEDAPA, mediante la construcción de 132 Macro túneles en tres regiones: Sierra Sur, Sola de Vega, Teojomulco, Santa Cruz Zenzontepec, San Lorenzo Texmelucan.
Las otras regiones son, la Cañada, Santa María Teopoxco, San Juan Los Cués, Santiago Nacaltepec; y la Costa en Putla Villa de Guerrero, con una inversión de 5 millones 500 mil pesos por parte de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario Pesca y Acuacultura (SEDAPA).
Los principales cultivos en los macro túneles son, tomate, chile de agua, chile jalapeño, ejote, calabacitas, rábanos y col, cuyo valor nutricional beneficia a más de 15 mil niñas, niños y adultos mayores ocho municipios y sus comunidades.
De igual manera, como parte del compromiso de velar por la niñez oaxaqueña, el DIF Estatal brindó Desayunos Escolares Fríos a 106 mil 856 estudiantes de mil 709 escuelas públicas con una inversión de más de 249 millones 954 mil de pesos.
También se apoyaron a más de 110 mil niñas, niños, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, y personas mayores, a través de las mil 270 Cocinas Comedor Nutricional Comunitarias habilitadas en el Estado, especialmente en localidades con alta y muy alta marginación, que requirieron de una inversión superior a los 200 millones de pesos.
Con una inversión de 105 millones de pesos, se beneficiaron a 74 mil personas con 331 mil 296 dotaciones nutricionales.
También se entregaron 230 mil dotaciones alimentarias a personas en condición de vulnerabilidad, en total se beneficiaron a más de 320 mil personas, con una inversión mayor a los 590 millones de pesos en materia de asistencia alimentaria.
Para reforzar el trabajo asistencial, el Sistema DIF Oaxaca se vinculó con 11 organismos nacionales y seis internacionales para gestionar más de 60 millones de pesos a favor de más de 100 mil personas en situación vulnerable.
Ivette Moran de Murat señaló que si bien el trabajo realizado en estos dos primeros años de gestión ha sido gratificante, aún falta mucho por hacer, por lo que se redoblarán en los siguientes cuatro años, los esfuerzos para transformar la vida de las y los oaxaqueños, especialmente quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad.
“Primero comer que ser cristiano”, parece ser una frase ofensiva e irreverente, ya que las buenas conciencias ponderan en primer término la condición de ser fieles devotos de sus creencias religiosas, pero en realidad, de ninguna manera lo es.
Para los creyentes, la voluntad de Dios es la felicidad de todos sus hijos; es un hecho que dentro de los planes divinos, Dios no quiere que nadie sufra ni hambre ni necesidad de lo más indispensable, y ni siquiera carencias de amor.
Tan es así que la Iglesia Católica en el Trisagio a la Divina Providencia enseña que hay que pedir que ésta se extienda en cada instante y momento, para que nunca nos falte Gracia, casa, vestido y sustento, que garantizan felicidad terrenal.
Antes del Concilio Vaticano II, la evangelización espiritual iniciaba en el plano humano coadyuvando a resolver los problemas vitales de las personas, casa, vestido y sustento.
Ésta es la más exitosa de las estrategias de proselitismo y movilidad social política y/o religiosa, que garantiza a los seres humanos adquirir sólidas convicciones previa concientización.
Cuando una persona, familia, sociedad o nación, tiene resueltos estos problemas existenciales básicos, sus habitantes forman parte de un pueblo feliz. Podemos dejar de hacer muchas cosas, pero no de comer, por lo menos una vez al día.
Sin blasfemar, Dios guarde la hora de semejante atrevimiento, no pidamos a las personas que crean en un Dios que no les ayuda a resolver sus necesidades elementales de subsistencia y supervivencia ni amar ni respetar a una Patria que les rompe permanentemente la Matria.
Lamentable y dolorosamente, la izquierdizante Teología de la Liberación, que privilegia de dientes para afuera la opción preferencial por los pobres, dinamitó las sabias enseñanzas de la estructura institucional de la Iglesia en busca de soluciones.
Al igual que los partidos políticos de izquierda los curas revolucionarios utilizan a los pobres como bandera política, mientras los sacerdotes se enriquecen a manos llenas.

alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila