Rosy RAMALES

En la elección de Presidente de la República, el estado de Oaxaca aportó a Andrés Manuel López Obrador 1 millón 67 mil 384 votos vía la coalición “Juntos Haremos Historia”, conformada por los partidos Movimiento Regeneración Nacional (Morena), del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES).

Cuatro y cinco veces más que a sus más cercanos competidores en los comicios del 2018: La entidad dio a José Antonio Meade kuribreña alrededor de 290 mil 268 votos, mediante la coalición “Por México al Frente”, integrada por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal).

Y a Ricardo Anaya Cortés le aportó 187 mil 682 votos aproximadamente a través de la alianza “Por México al Frente”, compuesta por los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC).

En consecuencia, López Obrador tiene una gran deuda con Oaxaca y considerando su lema de “Primero los pobres”, específicamente con Santos Reyes Yucuná; municipio mixteco que encabeza la lista de pobreza en nuestro país.

Incluso, en la región de la Mixteca oaxaqueña se encuentran los primeros tres o cinco municipios más pobres de México.

Ahí está el compromiso de AMLO: Sacarlos de tal índice. Y es doble compromiso, pues son pobres e indígenas.

¿Qué le hace falta a Santos Reyes Yucuná?: Agua, sobre todo. Los pobladores se ven en la necesidad de acarrearla como pueden de un río que les queda a media hora de camino.

El municipio cumple con varias condiciones para salir de los indicadores de pobreza, pero sin agua están condenados a vivir por siempre así, porque les falta el principal elemento en la cadena productiva.

Ya el gobierno del estado de Oaxaca, encabezado por Alejandro Murat Hinojosa, trabaja en un proyecto de represas para aliviar el problema del agua en el referido municipio. Sin embargo, se requiere de la participación presidencial.

Sí, hay trabajo coordinado a favor de Yucuná con dependencias federales como son las secretarías de Bienestar y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano. Pero ahí más que mejoralitos federales se necesita inversión.

Por cierto, hay una persona clave en el desarrollo de la mixteca: Heladio Ramírez López, quien cuando fue gobernador de Oaxaca hizo obra para captación de agua. Sin embargo, seis años fueron insuficientes y cuando los sexenios se suceden muchas veces el mandatario entrante trunca los planes del saliente.

Habrían de preguntarle. Tal vez AMLO tenga buena amistad con don Heladio, si no, que puentee con Luis Antonio Ramírez Pineda, hijo del ex gobernador oaxaqueño y actual director del ISSSTE.

Los mixtecos empoderados no deben dejar a su suerte a los municipios más pobres del país enclavados precisamente en esta región. Y que también le entren los diputados federales de la Cuarta “T”; en Oaxaca Morena y aliados se llevaron el carro completo de curules.

Y hay por lo menos tres diputados mixtecos. ¿Etiquetaron recursos suficientes para abatir los rezagos en los municipios más pobres?

Recursos para invertir en obras hidráulicas, sanitarias, educativas, de esparcimiento sano, etc. Esto más allá de los mejoralitos representador por los programas sociales, los cuales palian, pero no terminan con la condición de pobreza.

En fin, quizá para los habitantes de los municipios de la mixteca oaxaqueña sea un respiro saber que la Secretaria de Desarrollo Social y Humano (Sedesoh) del gobierno estatal, Yolanda Martínez López, es originaria de la región y cuenta con estudios en desarrollo regional y social.

Ella tiene doble compromiso en abatir la pobreza en Santiago Yucuná y en los otros cuatro municipios pobres de la mixteca: El compromiso institucional por presidir la dependencia del ramo, y el moral porque en sus venas corre la misma sangre.

La funcionaria lo sabe. Y desde su dirección ya se hicieron estudios socio-antropológicos de Santos Reyes Yucuná y de Santo Domingo Tonaltepec.

Y “Oaxaca se convirtió en el primer estado del país en presentar un estudio cualitativo en medición de pobreza”.

Incluso, recientemente el gobernador Alejandro Murat presentó ante la Comisión Ejecutiva del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), la Estrategia de Acción Inmediata a Municipios Prioritarios.

Ahí se incluyen las investigaciones realizadas en los dos municipios referidos, y que además permitirá poner en marcha acciones de desarrollo sustentable en otros municipios como Santiago Nuyoó, San Simón Zahuatlán, Santiago Amoltepec, Coicoyán de las Flores y Santiago Ixtayutla.

¿Es suficiente? No. Así que el Gobierno Federal debe poner atención en la mixteca oaxaqueña, porque en esta región se medirá el éxito o el fracaso de las políticas públicas de AMLO para sacar de la marginación a los municipios más pobres del país.

Por cierto, en la mixteca tienen su origen dos mujeres talentosas: Lila Downs y Yalitza Aparicio. Hasta ellas pueden sumarse a la causa promoviendo la superación de las y los jóvenes, cuya única oportunidad es salir de sus pueblos.

De hecho, Lila es una persona comprometida con los pobres, con los indígenas y con las mujeres; todos los años aporta para acciones altruistas.

En fin, ojalá que AMLO en su próxima visita a Oaxaca, el 21 de marzo al parecer, anuncie acciones contundentes para sacar de la pobreza a Yucuná y demás municipios en condiciones de marginación enclavados en la Mixteca y en las Sierras Sur y Norte de la entidad.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com