Rosy RAMALES

Hubo Reforma Laboral y habrá Reforma Educativa. En el Senado de la República salió sin problema la primera, y la segunda también sale.

Había cierta resistencia por parte del grupo parlamentario del PRI para la Educativa, pero el líder de la misma, Miguel Ángel Osorio Chong, manifestó la intención de acompañarla en lo general, según corrillos camerales.

Además, las y los senadores priistas platicaron con el coordinador de los diputados, René Juárez Cisneros, y con Ana Lilia Herrera sobre el proceso de discusión de dicha reforma. ¿Línea en pro o en contra?

Como haya sido, en Comisiones los senadores del PRI se abstuvieron de votar el dictamen; seguramente, en el Pleno la bancada hará lo mismo.

Para efectos de la probación de la llamada “nueva” Reforma Educativa, los votos priistas son irrelevantes. Morena ya aseguró la mayoría calificada con los votos de las bancadas del PRD y de Movimiento Ciudadano, además de sus aliados naturales PT y PES.

Y por supuesto, del grupo parlamentario del PVEM como su aliado legislativo, encabezado por el senador Raúl Bolaños Cacho Cué, quien ha hecho fuerte a Morena en momentos clave.

En realidad los votos de la bancada del PRI tendrían un valor más cualitativo, que cuantitativo. Porque el voto a favor representa la estocada al su ex jefe político, Enrique Peña Nieto, cuya Reforma Educativa ya cayó.

Claro, la abstención casi tiene el mismo efecto. Y aunque los senadores priista pataleen en tribuna, el PRI prácticamente calló ante el desplome de la obra de quien hasta hace unos meses era su guía político, moral y de toda índole.

Evidentemente, tampoco tenían para donde hacerse. Nada podía hacer el Revolucionario Institucional vía sus mini-bancadas en las cámaras del Congreso de la Unión. En ambas, por cierto, el PAN ha jugado un papel más digno.

Imagínense el tamaño de los pecados priistas para no meter ni las manos por la Reforma Educativa que ellos mismos confeccionaron. En política nada es producto de la casualidad, sino todo viene de la causalidad. Entonces, es probable el trueque de silencio por libertad. En fin, ¿y el interés superior de la niñez dónde queda? Quien sabe si los legisladores lo tengan claro. ¿Y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)? Lo que por el momento queda claro es que la gremial consiguió la mayoría de sus objetivos; caso contrario habría tomado el país.

LA REFORMA LABORAL

Ya no hay pretexto para que Estados Unidos se niegue a la ratificación del T-MEC; México ha cumplido con aprobar la Reforma Laboral.

Habrá que leerla íntegramente porque será el pan de cada día. Y grosso modo parece muy interesante, sobre todo en materia sindical, e incorpora más protección a los trabajadores, que a su vez representaría garantías para el patrón.

Una de las cosas positivas es que tiende a la simplificación del procedimiento laboral, sin dejar de pasar por una instancia conciliatoria para llegar a la jurisdiccional.

TRABAJADORAS DEL HOGAR

Ya sabrán, diputados y diputadas de oposición a Morena protestaron porque quedó pendiente la aprobación del derecho de las trabajadoras del hogar a la seguridad social, por una razón de procedimiento legislativo más que por cuestiones políticas.

A propósito del tema, si bien es un acto de justicia, también es estarle haciendo el caldo gordo al gobierno, porque al incorporar a las trabajadoras del hogar crecerán las estadísticas en tasas de empleo y habrá más ingresos para las instituciones vía las cuotas de ellas y de los patrones.

Las trabajadoras del hogar agradecerán su incorporación a la seguridad social; quienes las empleen tendrán que cumplir. Pero ¿cumplirá el gobierno con otorgar servicios médicos de calidad? ¿Garantizará el acceso a viviendas buenas, bonitas y baratas?

Lo dudamos.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com