Reforma educativa: ni el Sindicato ni la Coordinadora serán titulares del contrato
Compartirán derechos con el STE y otros gremios con militantes y registro oficial
Afores: la Cofece aplica multas, los jueces las amparan y pierden los trabajadores
-Es mentira –rechaza Carlos Jonguitud Carrillo.

Agrega el dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Educación (STE):

-La reforma educativa aprobada en la Cámara de Diputados y frenada por el Senado de la República no le da el control de las plazas ni a la Coordinadora ni a nadie.

Explica:

-Ahora los sindicatos que participamos en la educación tenemos derecho a proponer la mitad de los prospectos para plazas nuevas o plazas vacantes en busca de espacios.

Todos los candidatos, acota Jonguitud Carrillo, deben cumplir por ley los requisitos curriculares, de formación académica, de idoneidad, perfil magisterial, de capacidad y demás.

Aclara el dirigente –“tengo 500 mil afiliados, casi un tercio de los maestros del país”-:

-No por ir recomendados por un sindicato, la Coordinadora o quien sea tendrán asegurado un espacio en un aula, en investigación o en alguna plaza administrativa.

Por todo ello, resume, “es una buena reforma”.

SINDICATOS CON DERECHOS IGUALES

-Pero la interlocutora del gobierno ha sido la Coordinadora (CNTE) y no el Sindicato (SNTE) –le digo.

-No lo veo así.

Por eso, explica, las Secciones 22, 9, 6 y otras afines se han expresado en contra y no aceptan los términos en que está redactada.

Carlos Jonguitud Carrillo muestra fotografías donde aparecen aparecen él y dirigentes de esas secciones disidentes y del sindicato –Alfonso Cepeda– sentados en torno al secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma.

-¿Habías visto algo así? –pregunta con orgullo y para referir consensos.

Dilucida:

-Mira, te voy a explicar: si alguien está interesado en que salgan las reformas laboral y educativa soy yo. Imagínate: de repente gano todos los derechos.

En síntesis:

-El monopolio de las relaciones laborales ya no serán del SNTE –menos de la Coordinadora, parte del Sindicato- y yo tendré los mismos derechos: proponer candidatos a ocupar plazas, incremento salarial como el gremio oficial, negociación directa y demás.

Se acabó el monopolio de SNTE –palabra de Jonguitud Carrillo, hijo del histórico Carlos Jonguitud Barrios-: el STE y cuantos sindicatos de la educación alcancen registro tendrán los mismos derechos.

¿Y LAS MULTAS DE COFECE A AFORES?

Las sanciones impuestas a las Afores por las autoridades parecen de burla.

No se hacen efectivas y quienes cargan con malos manejos o errores administrativos son los asegurados.

He aquí unos ejemplos.

En 2017 la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) impuso mil 100 millones de multa a cuatro administradoras de fondos para el retiro: Profuturo GNP, Sura, XXI Banorte y Principal Afore.

Principal Afore pagó la multa de 75 millones, pero Banorte y Sura se ampararon.

La justicia acusó a Cofece de Alejandra Palacios de haber sobreestimado el doble del tamaño de XXI Banorte.

En enero un juez de Distrito, Rodrigo de la Peza López Figueroa, amparó a Sura porque Cofece tuvo fallas en la integración del expediente.

¿Qué pasa con los trabajadores afectados?

El cargo de los errores de las Afores y de la Comisión van a su bolsillo.