Germán advirtió y pidió apoyo contra Hacienda, pero no lo escucharon
Su renuncia impacta en varias bandas y no pedirán su reconsideración
Candidatean a los dos Mayans para el IMSS… y el caso Rojas Díaz-Durán
Lo advirtió varias veces.

Le decía a quienes lo escuchaban:

-No puedo operar.

No se entendía con tantos órganos: la Asamblea General, el Honorable Consejo Técnico, la Comisión de Vigilancia, representantes obreros, patronales…

Ah, y la intervención insana de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) con los dictados inflexibles de su titular Carlos Urzúa.

Pero sobre todo lo intentó explicar ante quien debía: el presidente de México y su jefe en los hechos, aunque el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) sea tripartita.

Pero Andrés Manuel López Obrador no intervino ni en la disputa de Germán Martínez y Carlos Urzúa ni entró a favor de la principal institución de seguridad social de los más pobres.

Con sus compañeros de gabinete cruzó información y todos, absolutamente todos ellos, se quejan de la dictadura de Hacienda, una institución técnica y sin sensibilidad social.

De ellos sacó su frase esa de recorte tras recorte, despido tras despido… en detrimento de las necesidades y el dolor humano de asegurados y derechohabientes.

…Y VENDRÁN NUEVAS RENUNCIAS

La renuncia de Germán Martínez Cázares pega en varias bandas.

A Andrés Manuel López Obrador le hizo llegar la opinión de prácticamente todo su gabinete, pues todos ven con el gasto y están restringidos desde el ala norte de Palacio Nacional:

Educación Pública (SEP) para pagar nómina y rehabilitar escuelas.

Comunicaciones y Transportes (SCT) para hacer obras ya anunciadas y con futuro incierto.

Y así…

Pero también afecta otros sectores.

Uno de tipo laboral: su senador suplente Pedro Haces deberá regresar de inmediato el escaño a Martínez Cázares y pierde un foro importante para impulsar su gran central nacional de trabajadores.

Favorece, en cambio, a Napoleón Gómez Urrutia, Napito, quien ha reconstruido una gran relación con Andrés Manuel López Obrador y recibió una reforma laboral favorable para su causa.

Por si esto fuera poco, quienes hablan al oído del tabasqueño ya le informan quiénes son los demás miembros del gabinete inconformes con los lineamientos de austeridad de Hacienda.

Ayer mismo recibieron la advertencia presidencial desde Veracruz:

-…y vendrán más renuncias.

Un mensaje también para Martínez Cázares: esperaba una petición de reconsiderar y no la habrá.

Se fue y adiós.

DE UN MAYANS A OTRO MAYANS

1.- Cuando había un puesto vacante en el sexenio pasado, la clase política volteaba hacia el estado de México y en especial a Atlacomulco.

La nueva clase política gira su especulación hacia Tabasco.

Ayer, apenas se supo la renuncia de Germán Martínez Cázares, todos en la tierra del Edén apuntaron a Humberto Mayans, hasta hace poco senador priísta.

El propio Humberto desmintió la versión y los periodistas se fueron sobre su hermano Fernando Mayans, él sí seguidor constante de Andrés Manuel López Obrador como perredista y dueño de Morena.

Y 2.- ya viene el final de la saga sobre Alejandro Rojas Díaz-Durán en Morena.

Enfrentado a Yeidckol Polevnsy, da la pelea por la democratización de un partido manejado unipersonalmente por el caudillo.

-Quien debiera irse es Yeidckol –me dice Alejandro-; ella es la que ha traicionado los principios de Morena y a la militancia.

Ojalá tenga suerte.