Rosy RAMALES

El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) ha venido de menos a más en el Senado de la República, donde su Grupo Parlamentario ha conseguido aumentar el número de integrantes con miembros de otras bancadas, principalmente del PRD.

Ayer registró otra adhesión en la persona de la senadora María Leonor Noyola Cervantes, quien dejó el Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) proveniente de San Luis Potosí por el principio de mayoría relativa.

Aunque de su adhesión formal a la bancada del Verde se dará cuenta en la próxima sesión de la Comisión Permanente, en virtud de un pacto de caballeros entre los senadores Raúl Bolaños Cacho Cué y Miguel Ángel Mancera Espinoza, coordinadores de las bancadas del PVEM y del PRD, respectivamente.

Según trascendió, Raúl Bolaños mostró su destreza y diplomacia política al conceder así tiempo al perredista para conseguir un senador a fin de evitar la disolución del Grupo Parlamentario del PRD al quedarse solamente con cuatro integrantes cuando el mínimo es de cinco.

Hasta inicios de esta semana la bancada perredista en el Senado se integraba con las y los siguientes legisladores: Juan Manuel Fócil Pérez, Antonio García Conejo, Omar Obed Maceda Luna, María Leonor Noyola Cervantes y Miguel Ángel Mancera Espinoza; con la salida de ella mermaría riesgosamente.

En fin, Miguel Ángel Mancera se enteró de viva voz de Raúl Bolaños Cacho Cué de que, con la pena, pero Leonor Noyola formaría parte del Grupo Parlamentario del Verde. Vaya, no le dio un golpe seco en tribuna ni en medios de comunicación, aún cuando la salida de la senadora haya trascendido a la prensa antes de formalizar su adhesión la bancada del PVEM.

Ya en octubre del año pasado la bancada del PRD resintió otra baja cuando el senador Rogelio Israel Zamora Guzmán decidió emigrar a la del Verde. Incluso, su salida dejó en el número mínimo de senadores a la fracción perredista en la Cámara Alta.

¿PRD RUMBO A LA EXTINCIÓN EN EL SENADO?

Y en ese entonces, Miguel Ángel Mancera dijo que seguiría adelante con quien quisiera permanecer en el GPPRD. ¿Pero ahora con la salida de Noyola? Pues prácticamente se desintegra este grupo.

Sin embargo, puede darse un pacto político entre coordinadores parlamentarios para conceder a los perredistas seguir existiendo como bancada o cuando menos con los mismos derechos de un Grupo Parlamentario; para empezar, integrando la Junta de Coordinación Política.

Y, al parecer, por ahí va el caso.

Pues es una “concesión” que le conviene a los senadores perredistas y principalmente a Mancera. ¿De eso a nada? Y calladito, se vería más bonito, porque su participación en órganos de decisión pendería de un hilo. ¿O no?

Eso mientras Mancera no consiga un senador cuando menos “prestado” para completar el mínimo de cinco requeridos para conformar un Grupo Parlamentario.

Dicen que lo anda buscando en las bancadas de los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI).

Es probable; recuerden que en la competencia electoral del 2018 PRD y PAN se “prestaron” cuadros para postularlos como candidatos propios sobre todo en las listas plurinominales; amarillos se pintaron de azul y viceversa. Entonces, si la convicción ideológica sigue siendo lo de menos, qué mas da continuar con la simulación, ¿verdad?

EL FORTALECIMIENTO DEL VERDE

Con la adhesión de la senadora, María Leonor Noyola Cervantes, el Grupo Parlamentario del PVEM incrementará su membresía a siete senadores: Gabriela Benavides Cobos, Verónica Noemí Camino Farjat, Alejandra Lagunes Soto Ruiz, Eduardo Enrique Murat Hinojosa, Rogelio Israel Zamora Guzmán y Raúl Bolaños Cacho Cué.

Y el número es determinante en una bancada en el Senado. Por ejemplo, con el aumento de su membresía, ahora la del Verde hasta podría contar con una Comisión Permanente más; el voto del coordinador tendría mayor peso cuantitativo, etc.

Es más, el peso cuantitativo es vital cuando se trata de reunir mayoría calificada en las votaciones en el Pleno.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com