Rosy RAMALES

Con su actuar Yeidckol Polevnsky incumple la propia normatividad de Morena y, de paso, deja en mal al líder moral del partido, Andrés Manuel López Obrador, quien como Presidente de México aplica una política de austeridad republicana.

De acuerdo a información ventilada en diversos medios de comunicación, la presidenta de Morena habría realizado un vuelo en un jet privado durante una gira de campaña electoral por Tamaulipas en el pasado mes de mayo.

Un viaje redondo con Toluca como punto de aterrizaje y despegue, tendría un costo de 23 mil 237 dólares, según una cotización consultada por el diario Reforma. ¿¡Se imaginan!? ¡Alrededor de 400 mil pesos!

¿Tal cantidad habría pagado la lideresa de Morena? ¿Más? ¿Menos, aplicándole un descuento especial? ¿O viajó gratuitamente?

Vaya usted a saber. Lo que sí, la información y las imágenes relativas le dieron vuelta a las redes sociales por la incongruencia que representa el gasto con el discurso de austeridad republicana de los morenistas.

Entonces, ¿cuál austeridad? Claro, ahora Morena es el partido rico, pues con los resultados de las elecciones del 2018 incrementó su porcentaje de votación y, en consecuencia, su financiamiento público, que para 2019 asciende a alrededor de mil 567 millones de pesos.

De hecho, es el partido que este año recibe la mayor parte del total del financiamiento público destinado a los partidos políticos con registro nacional, y que suma una bolsa de 4 mil 965 millones de pesos.

El escándalo se genera cuando en la Cámara de Diputados Federal han iniciado los foros de Parlamento Abierto de la Reforma del Estado y Electoral, para la cual precisamente Morena plantea un nuevo andamiaje jurídico basado en la austeridad republicana.

Y así reducir el financiamiento público a los partidos políticos y el presupuesto destinado a las autoridades electorales, así como desaparecer los Organismos Públicos Locales (OPL) y eliminar o cuando menos reducir el número de legisladores electos por el principio de representación proporcional conocidos también como plurinominales.

Vaya pues, el viajecito en jet privado que habría realizado el lideresa de Morena es un buen ejemplo del derroche del dinero destinado a partidos; un dinero que sale del trabajo de los contribuyentes. ¿O lo sacan de otras fuentes?

Caray, como si las giras de campaña electoral no pudieran planearse para llevarse a cabo por vía terrestre para optimizar recursos.

¿Cómo es posible tanto dinero invertido en un vuelo privado cuando hay millones de mexicanos en condiciones de pobreza y en pobreza extrema, a quienes mantienen cautivos con programas sociales que ayudan, sí, pero que no resuelven el problema?

Los excesos en el gasto era una práctica harta criticada al PRI por parte de los partidos de oposición; incluso, ha sido una de las banderas de Morena para ganar elecciones conociendo el hartazgo ciudadano hacia los excesos. Entonces, ¿por qué hace lo mismo?

En política la forma es fondo. Y la ciudadanía está atenta a Morena y sus gobiernos. Ahí están los resultados de las elecciones locales del pasado 2 de junio, en las cuales se enseñoreó el abstencionismo, incluso, en los comicios de gobernador de Baja California y Puebla ganados por dicho partido. ¿Desencanto?

En fin, quien sabe hasta donde el fuego amigo golpee a Yeidckol Polevnsky, considerando que muchas veces las investigaciones de los medios de comunicación se generan a partir de filtraciones internas. ¿Será el caso? ¿O es mera casualidad?

¿Una casualidad en el contexto de las aspiraciones de la polémica política? Busca contender por la presidencia nacional de Morena.

Recordemos que en diciembre del 2017, Yeidckol quedó al frente de la dirigencia nacional de Morena, luego de que Andrés Manuel López Obrador solicitó su registro como precandidato de dicho partido.

Precisamente este jueves, en su cuenta de Twitter @yeidckol escribió: “A las pruebas me remito; mis resultados contra los resultados de cualquiera, yo solo he sido una vez Secretaria General del partido y voy a postularme como candidata a Presidenta de #morena…”

Ello en ocasión de una entrevista con Leo Zuckermann en su programa “Es la hora de opinar”.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com