Rosy RAMALES

Conforme a la convocatoria, este sábado es el registro de fórmulas a la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI): Concretamente para la presidencia y secretaría general del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

Un registro “en chino”; o sea, complejo, difícil, complicado, por la gran cantidad de requisitos exigibles a las fórmulas de aspirantes. Aunque si hay real apertura y voluntad por parte de la actual dirigencia nacional del partido y de sus sectores y organizaciones, el procedimiento puede ser algo sencillo.

Tan complejo como en los mejores tiempos del partido hegemónico cuando solo era menester darle la formalidad a la línea sobre una dirigencia previamente determinada, y ya. Cualquier otro aspirante tenía la calidad de patito o si se trataba de un rebelde tan simple como negarle el registro por falta cumplimiento de algún requisito.

Por ejemplo, era tan fácil como ordenar a cualquier organización o sector, negar la firma a acompañar a la solicitud de registro. Vaya, solo el bendecido con el “dedazo” conseguía, así como por arte de magia, las firmas de sectores y organizaciones. ¿Recuerdan?

¿Tales prácticas serán descartadas en el procedimiento de registro de las fórmulas de aspirantes a la dirigencia nacional priista, justo en momento de urgente necesidad de apertura interna? Veremos.

Cuando empiecen las protestas de aspirantes serán indicios de ello. Y parece que por la mañana de este viernes ya había algunos tuits en ese sentido. Sin embargo, habrá que esperar el momento procesal interno, es decir, este sábado.

Por lo pronto, vean la cantidad de requisitos y la complejidad para reunirlos:

De entrada los previstos en el artículo 171 de los Estatutos del PRI, y son los siguientes:

Ser cuadro de convicción revolucionaria, de comprobada disciplina y lealtad al partido, contar con arraigo y prestigio entre la militancia y la sociedad, tener amplios conocimientos de los postulados del Partido y reconocido liderazgo;

(Ahí está la primera dificultad: El prestigio)

No haber sido dirigente, candidata o candidato, militante o activista de otro partido político, a menos que exista dictaminación y resolución definitiva de la Comisión de Ética Partidaria…;

Tener y comprobar una residencia de por Io menos tres años en el territorio nacional excepto cuando se hubiere desempeñado comisión partidaria o funciones públicas;

Acreditar carrera de partido y, como mínimo, una militancia fehaciente de diez años:

Estar inscrit@ en el Registro Partidario y al corriente en el pago de sus cuotas al partido;

Ser elect@ de acuerdo con Io establecido en los Estatutos y en la convocatoria respectiva;

Acreditar ante la Comisión Nacional de Procesos Internos, con pruebas documentales, que reúne los requisitos exigidos;

No haber recibido condena por sentencia ejecutoriada por delitos graves del orden común o federal por delitos patrimoniales;

No haber recibido condena por ejercer violencia política en virtud de género;

En los casos de quienes ocupen un cargo de elección popular, de dirigencia partidista ejecutivo territorial o se desempeñen como servidores públicos de mando medio o superior, solicitar licencia al cargo efectiva desde el momento de solicitar su registro al proceso interno y mantenerla, al menos, hasta su conclusión...

Haber desempeñado con anterioridad algún cargo de dirigencia partidista;

Presentar un programa de trabajo…

Haber acreditado los cursos de capacitación y formación política (ex profeso)

Contar indistintamente con alguno de los siguientes apoyos:

a).- Estructura territorial a través de los Comités Directivos de las entidades; y/o

b).-Sectores y Organizaciones; y/o

c).-Consejeras y Consejeros Políticos Nacionales y Estatales; y/o

d).-Personas afiliadas inscritas en el Registro Partidario.

--¡Requisitos del a) al d) complejísimos; por los siglos de los siglos amén han funcionado como candados—

Respetar el tope de gastos de proselitismo autorizado…

(Quien sabe cómo porque hay quienes evidencian manejo opulento)

Luego en a cláusula Décima de la Convocatoria, precisa que “los apoyos que deben acreditar las fórmulas de aspirantes en ningún caso podrán ser menores de”:

a).- 20% de la estructura territorial, consistente en los distintos Comités Directivos de las entidades; y/o

b).- Tres apoyos de entre los sectores Agrario, Obrero y Popular, las organizaciones nacionales: el Movimiento Territorial, la Organización Nacional de Mujeres Priistas, la Red Jóvenes x México y la Asociación Nacional de la Unidad Revolucionaria, A. C…; y/o

c).- 20% del total de las Consejeras y los Consejeros Políticos Nacionales y Estatales vigentes; y/o

d).- 5% del total de las personas afiliadas inscritas en el Registro Partidario nacional.

¿Qué tal? ¡Complejo, sobre todo el requisito establecido en el inciso c)! Y eso que ya los flexibilizaron.

En fin, la convocatoria detalla cómo y quiénes suscribirán el apoyo en tales porcentajes, los documentos a presentar para acreditar los requisitos, etc. Incluso, pide imparcialidad a estructura, organizaciones y sectores.

Sin embargo, una cosa es lo que dice la convocatoria, y otra es el mundo fáctico. Y si “no hay línea” (como asegura el CEN), entonces procederán todas las solicitudes de registro, salvo las que en realidad y sin candado alguno no reúna algún requisito.

Y si en realidad proceden todos las solicitudes, estaríamos viendo una auténtica contienda interna.


***

Correo: rosyrama@hotmail.com