* La Fiscalía General del Estado logró vincular a proceso a Ezequiel Rosales Carreño, ex dirigente de la Sección XXII de la CNTE, como probable responsable del delito de abuso sexual en autobús comercial.


La mayor y peor maldición de México y Oaxaca es la impunidad. Es mucho decir que está por encima de la escandalosa corrupción. Es garantía total de patente de los corsarios saqueadores.
A nuestro leal saber y entender, la falta de castigo y condena o forma de escapar de la sanción de la justicia pudrió al pueblo y gobierno de México y Oaxaca. La responsable es la partidocracia.
Las mafias cupulares de todos los partidos, se han empeñado en imponer en el país cada trienio o sexenio a nivel nacional a los peores entre los peores: Corruptos, adictos, perversos y pervertidos.
Políticos y gobernantes de esta calaña fácilmente se hacen susceptibles a ser chantajeados. Las amplísimas redes de complicidad de las mafias cupulares les obligan a cumplir sus consignas.
De ahí la trascendencia política y social de romper inercias de nefastos paradigmas y tabús, cuyos efectos multiplicadores tienen amplias repercusiones positivas en gobernabilidad y gobernanza.
Es el objetivo superior que en el Gobierno de Alejandro Murat pocos servidores públicos han entendido y menos todavía se esfuerzan por traducirlo en acciones y resultados concretos.
Por su amplia formación académica y, sobre todo por su bagaje de valores humanistas, uno de los pocos que lo han entendido es el doctor Rubén Vasconcelos Méndez, Fiscal General del Estado.
Prueba de ello, después de 39 años de total impunidad de los dirigentes y ex dirigentes de la Sección XXII de la CNTE, a pesar de su escandalosa corrupción y delitos, rompe este tabú.
El doctor Rubén Vasconcelos Méndez Tiene a su favor el hecho que hasta donde se sabe tiene lealtades institucionales, no complicidades con las mafias políticas, del crimen organizado o del narcotráfico. Honra el buen nombre que le heredaron el maestro Rubén, hombre de bien y ejemplo para todos, y doña Silvia Georgina.
La Fiscalía General del Estado logró vincular a proceso a Ezequiel Rosales Carreño, ex dirigente de la Sección XXII de la CNTE, como probable responsable del delito de abuso sexual en contra de una mujer durante un viaje en autobús comercial.
Confiamos y exigimos que no sea una llamarada de petate que rápidamente se extinga. En el pasado hasta una Fiscalía Especial para la Atención de Asuntos Magisteriales fue creada.
De acuerdo con el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa (FONE), de la SEP al menos dos de los últimos cuatro empleados en 2015 cobraban una jugosa plaza como docentes.
Flor Elena Candelaria López trabaja como maestra en el Jardín de Niños Donají, en la capital del estado, donde tiene una plaza por la que cobra un sueldo de 35 mil 912 pesos al trimestre.
En tanto, el titular de la Fiscalía Especial, Vladimir Cruz Luis también tiene un puesto en el Poder Judicial estatal, y además laboraba en la Secundaria Benito Juárez García, ubicada en Salina Cruz.
Por su plaza educativa el último maestro titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP).
La creación de esta área especializada de la Procuraduría, se dio como resultado dela traición del ex gobernador Heladio Ramírez y el entonces dirigente de la SXXII de la CNTE, Erangelio Mendoza.
“El Gobierno del Estado de Oaxaca por conducto de sus representantes se compromete a la creación de una Agencia del Ministerio Público Especial con la función específica de investigación y persecución de los ilícitos que tengan como ofendidos y victimas a trabajadores de la educación, así como la tramitación de los procedimientos legales para la aplicación de sanciones a los autores de dichos ilícitos”, dice el punto tres del documento.
El organigrama de la Sección XXII, señalaba que la fiscalía nació en 1994 y dependía directamente de la Secretaría de Asuntos Jurídicos del sindicato, pero estaba ubicada en las instalaciones de la PGJEO.
Los mexicanos en general y de manera particular los oaxaqueños estamos hartos de los privilegios y patentes de corso, resultantes de las amplias redes de complicidad, corrupción y la impunidad.
La Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), logró vincular a proceso a E.R.C., ex dirigente de la Sección XXII, como probable responsable del delito de abuso sexual, cometido en contra de una mujer durante un viaje en un autobús.
El pasado 4 de mayo de 2019, el ex líder magisterial fue detenido en flagrancia en la caseta de peaje de Huitzo, cuando viajaba en un autobús comercial con la ruta Ciudad de México-Oaxaca.
Según la causa penal 345/2019, el 4 de mayo de 2019, la víctima, identificada como G.S.S., se encontraba viajando en el interior de dicha unidad, momento en el que el imputado se paró frente a ella y con su mano realizó tocamientos sin el consentimiento de esta.
Por estos hechos, la Fiscalía General realizó los actos de investigación necesarios para el ejercicio de la acción penal por el delito de abuso sexual.
En audiencia realizada el 23 de julio de 2019, el juez de control dictó auto de vinculación a proceso contra E. R. C., prohibiéndole acercarse a la víctima como medida cautelar, con un plazo de 2 meses para el cierre de las investigaciones.
La Fiscalía reitera su compromiso de actuar con firmeza y sin distingos contra quienes vulneran los derechos de las personas, especialmente cuando se trata de mujeres, niñas, niños y adolescentes.

alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila