* México y Oaxaca continúan deslizándose por el tobogán del populismo que inexorablemente conduce al socialismo comunista, conforme a los planes del Foro de Sao Paulo para conseguirlo.
* A ello obedece la creación de la Guardia Militar, previo a desaparecer a las Fuerzas Armadas, y la incorporación de asesores y médicos cubanos y venezolanos, que desplazarían a los mexicanos.


(A la pintora, escritora y poetisa Susana Wald por el fallecimiento de su amado Ludwig Zeller, poeta y escritor con quien pintó el collage de su vida inspirados en el amor, el arte y la cultura. Un abrazo solidario en estos momentos difíciles. Descanse en paz)

Hurgar en el pasado para desentrañar el presente y vislumbrar el futuro requiere de manera indispensable de acudir a las lecciones de vida de la historia, madre y maestra del hombre.
En la vida en general no hay buena ni mala suerte, pero sí circunstancias favorables o no, que pueden ser modificadas. Además, los hechos prueban que hay, sí, planes de conquista global.
A la luz de las conspiraciones de los imperios mundiales, capitalistas y socialistas-comunistas, nada de lo que ocurre en política en América Latina y México se da por casualidad y sí por causalidad.
A lo largo de la historia contemporánea, moderna y postmoderna actual, los gobiernos de izquierda y populistas han terminado unciendo al socialismo-comunismo a los pueblos del mundo.
Prueba de ello, México y Oaxaca continúan deslizándose por el tobogán populista que inexorablemente conduce al socialismo comunista, conforme a los planes del Foro de Sao Paulo para conseguirlo.
A ello obedece la creación de la Guardia Militar como antesala para desaparecer a las Fuerzas Armadas, como recientemente lo alertó el General de División Sergio Aponte Polito, y la incorporación de asesores cubanos y venezolanos.
Sometimiento al poder legislativo y judicial bajo un solo poder, previa desaparición de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, así como Reformar la Constitución para manejar a discreción el dinero del presupuesto.
Esta última acción se fortalece con el intenso cabildeo con diversas autoridades y miembros del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) del diputado argentino Axel Kicillof, quien como ministro de Economía en el Gobierno de Cristina Fernández hundió a ese país.
Compartió un "grato encuentro" con el presidente del Senado mexicano, Martí Batres, y con el titular de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Héctor Vasconcelos, ambos de Morena, según expresó el argentino.
Aunque desmintió que haya viajado a México para asesorar al Gobierno izquierdista de Andrés Manuel López Obrador, posteriormente, se reunió con la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa Alcalde, y su equipo.
Después, el político argentino se encontró con la secretaria de Economía, Graciela Márquez, con quien conversó "sobre la situación política y económica mundial y cómo impacta" en México y Argentina.
Por su parte, el líder de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, publicó una foto en Twitter tras un encuentro con el diputado argentino.
"Buena plática con Axel Kicillof sobre el futuro de las economías latinoamericanas y las alternativas al modelo neoliberal", expresó el diputado mexicano.
Otras acciones dictadas por el Foro de Sao Paulo, son: Desmitificar las religiones con elementos que las confundan con sectas esotéricas. Consigna que se apoya en Iglesias como la Luz del Mundo y la entrega de concesiones de radio y televisión a las iglesias cristianas.
Control de medios, a través del terrorismo durante las conferencias mañaneras. Intensificar la propaganda para impulsar el culto al líder. Promover agenda de género, aborto, drogas, homosexualismo, relatividad de valores.
Impulsar grandes proyectos símbolo que acaparen la atención del Poder Comunista. Reformar educación para la igualdad, adoctrinamiento y lucha de clases. Crecer el ejército de leales al Partido con apoyos sociales.
Crear redes sociales y partidos satélites de apoyo. Reforzar la Lucha por los pobres con la bandera de la Corrupción y el Neoliberalismo. Más y más gente en el Gobierno, creación de plazas para el Partido, quitando las que puedan ser vistas como de gobiernos anteriores.
Este sería el caso de la no asignación de plazas a los 54 mil egresados de medicina a nivel nacional que deberían iniciar su servicio social en los estados, organizados en la Asamblea Mexicana de Médicos Pasantes en Servicio Social (AMMPSS).
Ayer marcharon a nivel nacional sin afectar el tránsito, dejando claro que no quieren dañar a la gente, ni a los pacientes. El movimiento va más allá de las becas, no sólo es por dinero, sino para que vean y sepan las condiciones en las que laboran.
Resulta altamente positivo que los pasantes de medicina a nivel nacional que deberían iniciar su servicio social en los estados defiendan sus plazas, a efecto de evitar que sean ocupadas por 6 mil médicos cubanos que presuntamente pretende importar el gobierno de AMLO.
La noticia asegura que tres mil de los médicos cubanos que dejaron de trabajar en Brasil por la cancelación del programa “Más Médicos” serían enviados a México para ocupar el puesto del personal despedido del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
El acuerdo, señalan, fue pactado por el titular del IMSS, Zoé Robledo, con el ministro de Salud Pública de Cuba, José Ángel Portal Miranda, y una delegación de funcionarios cubanos. Zoé desmintió la contratación de médicos cubanos.
El gobierno de la Cuarta Transformación enfrenta la hipocresía morenista al Juramento de Hipócrates de miles de médicos mexicanos, a quienes pretende desplazar y sustituir por médicos cubanos.
Se ha escrito ya que es insultante despedir a médicos mexicanos, residentes, practicantes, en su año de especialidad, para traer a médicos cubanos. ¡Alerta! Ese fue el inicio de la “cubanización” de Venezuela.

alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila