DETRÁS DE LA NOTICIA: Farmacéuticas, otra cara de la delincuencia organizada

* El impune tráfico de medicamentos fue la principal fuente del saqueo operado en el sector salud de Oaxaca por Jorge Enrique Castillo Díaz y ejecutado por Juan José Álvarez Candiani y su primo político Salvador Monroy Rodríguez.
* Laboratorio Pisa, hizo presuntos negocios en el Hospital Infantil de México con José Alberto García Aranda, Carlos Rogelio Plascencia Pacheco, Cuauhtémoc Óscar Ruiz Osorno y Ramón López Hernández, que deben ser investigados.

A pesar de estar ampliamente documentados los crímenes de lesa humanidad operados como delincuencia organizada, por la sustitución de medicamentos de patente por similares en Oaxaca, a nueve años de su inicio, continúa la impunidad.
Las empresas farmacéuticas en México y Oaxaca, también actúan como delincuencia organizada al lucrar con el dolor y la muerte de millones de pacientes.
Un medicamento en compra consolidada con valor de $40.00 en compra “urgente” cuesta hasta $2,200.00. Los antiretrovirales (VIH-SIDA) en México son los más caros a nivel mundial.
Precio justo de mercado regional significa que la industria farmacéutica privada nos venden un producto en $4,300.00 y en otros países de la región lo venden en el equivalente de $300.00 pesos mexicanos, o sea, que aquí somos más tarugos.
El impune tráfico de medicamentos, fue una de las principales fuentes del saqueo operado en el sector salud por Jorge Enrique Castillo Díaz y ejecutado por Juan José Álvarez Candiani y su primo político Salvador Monroy Rodríguez.
Según denunció en 2017 la ex Secretaria de Salud y ex Directora de los Servicios de Salud, Gabriela Velásquez Rosas, el saqueo supera 10 mil millones de pesos. El único chivo expiatorio es Germán Tenorio, quien sigue preso.
Para consumar el saqueo en el Seguro Popular, Álvarez Candiani y Monroy Rodríguez, contaron con la presunta complicidad del operador político-financiero del ex gobernador Gabino Cué y el visto bueno de éste.
A través de sus empresas distribuidoras de medicamentos, con diferente razón social, Álvarez Candiani monopolizó la venta de éstos, así como de insumos, equipos y material de curación para los Servicios de Salud de Oaxaca, mediante multimillonarias ventas al Seguro Popular.
Juan José, inició la venta multimillonaria anualmente con la empresa Intercontinental de Medicamentos, después con Phoenix Farmacéutica y, finalmente, con Farmacias Fénix del Centro. Aun cuando cambió tres veces de razón social, es la misma gata nada más que revolcada.
Intercontinental de Medicamentos, fue multada por incumplimiento al IMSS, inhabilitada por la Secretaría de la Función Pública y vetada como abastecedor de medicinas de los servicios de salud de Guanajuato, Puebla y Veracruz, a pesar de lo cual monopolizó el abasto con Gabino Cué.
Hoy, es vital recuperar la memoria histórica cuando la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha demostrado que la escasez de Metotrexato en el Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, para el tratamiento de niños con cáncer, fue un desabasto inducido, promovido por la industria farmacéutica privada.
Además, la Cofepris halló un lote de 17 mil ampolletas de Metotrexato, elaborado por el Laboratorio PISA, contaminado por una bacteria simple, por lo que ordenó dejar de administrar el fármaco en hospitales. Además, el titular de la dependencia, José Alonso Novelo Baeza, acusó a la farmacéutica de provocar un “desabasto mediático”.
El Laboratorio Pisa, hizo muy buenos y jugosos presuntos negocios como delincuencia organizada en el Hospital Infantil de México con su Director General, Dr. José Alberto García Aranda, y Carlos Rogelio Plascencia Pacheco, Director de Administración del nosocomio.
También fue presunto beneficiario de estos millonarios negocios el dirigente de la sección 84 del SNTSA, Cuauhtémoc Óscar Ruiz Osorno, quien sin el perfil profesional exigido por el Catálogo Sectorial de Puestos del HIMFG brincó de trabajador de cocinero al cargo de Tanatólogo.
¿Cómo explicar, ahora, que en el mes de septiembre 2019 el HIMFG recibió una dotación de 600 unidades de metotrexato de 500 mg. y 400 unidades de 50 mg. y es el día de la fecha que no se ha utilizado ni un solo mg. y ya viene la dotación de octubre, para guardarla también?
¿Será que el licenciado Ramón López Hernández, jefe del Departamento de Asuntos Jurídicos, tiene poder tanto cuanto y suficiente como para ordenar la aplicación deductiva a facturas pendientes de pago al proveedor Hi-Tec Medical, S.A. de C.V.?, se pregunta el personal médico del hospital.
La imposición de penas convencionales por incumplimiento en la entrega de bienes del contrato RM-AF-0184/18 suma el importe de $2’120,620.98 (Dos millones ciento veinte mil seiscientos veinte pesos 98/100 M.N.), sanciones que López Hernández justificó por tratarse de caso fortuito y fuerza mayor. ¿Cuáles? ¿Qué pensarán en la Secretaría de la Función Pública? Ya lo veremos.

alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila