Las tortugas son una de las especies más antiguas que han habitado en el planeta. Viajan miles de kilómetros para llegar a las playas de Oaxaca como Mazunte para desovar, esto las pone en riesgo ya que pueden al salir del mar enfrentar muchos peligros. Cuando desovan esconden los huevos en la arena, lo que se presenta como una gran oportunidad para los cazadores, quienes se dedican a buscarlos para después venderlos a un precio muy alto en el mercado negro. También llevan presas a las tortugas adultas para que de la misma manera vendan su carne. De todas las tortugas que logran nacer sólo pocas llegan al mar, ya que el hombre modifica su entorno natural, a tal grado de llegar a estar en peligro de extinción. Concretamente las tortugas marinas llevan viviendo 150 millones de años, habitan en playas y costas, pero podrían desaparecer en los próximos años, ya que 6 de las especies de tortugas que habitan en los océanos se encuentran en peligro de extinción. Su principal amenaza es la caza ilegal, la destrucción de las costas, la contaminación de los mares y la presión turística.

El caparazón es lo único que recubre dorsalmente a las tortugas. Está constituido por placas de hueso de origen dérmico, que le dan dureza y rigidez, cubiertas de escamas de origen epidérmico, un cuello largo conformado por 8 vértebras y la cabeza en forma de pico, la cual puede retraer dentro del caparazón, pero en general tiene poca movilidad, las tortugas no tienen dientes, usan su pico un sólo oído interno, muy eficiente, un orificio en el abdomen que tiene doble función: expulsar el excremento y su reproducción, sus pulmones son exactamente iguales a los nuestros y les permiten contener la respiración por aproximadamente 10 minutos, entonces suben a la superficie para respirar. Las tortugas marinas pueden vivir de 150 a 200 años, según su especie, pueden alcanzar de 27 a 35 km/h nadando.

Su hábitat son las costas y los mares, ya que en las costas es donde ponen sus huevos. Al culminar el ciclo establecido, las pequeñas tortugas salen del huevo, y se dirigen hacia la orilla del mar y esperan a que una ola se las lleve.
Las especies que están en peligro de extinción son:

La Tortuga Verde. Pone sus huevos normalmente en Norteamérica y Florida.

La Tortuga de Caparazón de Piel. Ésta tortuga vive en el noreste de las costas de Sudamérica, tiene un caparazón visible formado por una pequeña capa de piel.

Tortuga de Loggerhead o Tortuga Boba. Ésta tortuga vive en el este de las costas de Canadá.

Tortuga Snapper. Ésta tortuga también vive en Canadá y es la más grande de las que viven en agua fresca y ríos.

Tortuga Galápagos. Es la especie más grande de tortuga, vive solo en la isla Galápagos, son terrestres han sido masacradas brutalmente por balleneros que pasan por la zona.

Tortuga Carey. Esta tortuga es capturada por el carey que desprende de su caparazón el cual sirve para muchos artículos como novedosos lentes de sol.

Existen muchos criaderos de tortugas en el mundo, en especial en México, pues tiene un excelente clima para albergarlas y abundantes zonas costeras.

En los criaderos juntan a las tortugas según sus características, las albergan en estanques según su edad o sus rasgos, las personas que las cuidan son expertas, pues saben cómo se alimenta cada una, qué condiciones debe de tener, cuándo se puede reproducir, pues tienen grandes camadas. Estos sitios son un buen lugar para ellas.

La tortuga marina es una de las especies que han habitado el planeta por mucho tiempo ¡AYUDEMOSLAS! No las perjudiquemos, es muy importante tener una buena educación ambiental para no solo proteger a la tortuga, si no a millones más de especies de fauna y flora, que están en peligro de extinción.


Por: Omar Meixueiro y Jocelyn Vargas
Primer semestre de bachillerato grupo “B”
Profesora: Olga Patricia Pinacho Gomez