Continúa estigma contra población LGBT+, afirma periodista

*El próximo 17 de mayo se cumplirán 30 años que la OMS dejó de considerar la homosexualidad una enfermedad mental

A pesar de que la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales hace casi 30 años, en la actualidad aún persiste el estigma hacia la población LGBT+, consideró Gerardo Sánchez Guadarrama, periodista especializado en el tema.

Aseguró que a nivel mundial sigue existiendo discriminación y sentimientos de odio hacia esta comunidad, a pesar de los esfuerzos por incluir a este sector de la población en la sociedad, pues se han apelado por sus derechos desde hace más de 30 años.

Sánchez Guadarrama indicó que 35 por ciento de los estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), es decir 68 países, aún criminalizan los actos sexuales consensuales entre personas adultas del mismo sexo.

Incluso en seis de estos se les condena con cadena perpetua; por ejemplo, el gobierno de Egipto recurre a las aplicaciones tecnológicas de encuentro para detener y castigar a infractores.

Es decir, para ellos quienes incumplen la ley son las personas con preferencias sexuales diferentes a la heterosexualidad, de acuerdo con la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex, (ILGA, por sus siglas en inglés).

Además, se ha observado que existe una tendencia con relación al homicidio de odio para esta comunidad en países más corruptos, desiguales y mayormente subdesarrollados, afirmó Sánchez.

Según datos de ILGA, en el 2019, de los 193 países de la ONU sólo el seis por ciento protegen constitucionalmente a esta comunidad contra la discriminación por orientación sexual, el 40 por ciento salvaguardan contra la exclusión basada en la orientación sexual en el empleo, tres de esas naciones prohíben las terapias de conversión y 27 gobiernos permiten el matrimonio igualitario.

En el caso de México, las personas LGBT+ aún enfrentan una problemática para lograr un pleno acceso a sus derechos humanos y a su desarrollo, debido a diversos estigmas y actos discriminatorios cometidos en su agravio, de acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Es importante mencionar que el país ocupa el quinto lugar en aceptación de la homosexualidad, en la cual uno es igual a “la homosexualidad nunca es justificable” y 10 significa que “siempre es justificable», según el Informe Bienal Society at a Glance 2019.

Sánchez aseguró que, aunque la homofobia pudiera entenderse desde muchos ángulos, las redes sociales representan un escenario contemporáneo que ilustra el fenómeno del estigma contra la comunidad y esto debe atenderse con urgencia pues la discriminación es un tipo de violencia que comprende desde conductas agresivas superficiales hasta el homicidio de odio.

Por lo anterior, es urgente que los dueños de las plataformas y las autoridades intervengan para regular expresiones fóbicas hacia la comunidad LGBT+, además se deben reservar los foros para el debate de las ideas de forma respetuosa, donde éstas se sostengan con argumentos pero no en detrimento de un grupo históricamente vulnerable.

“El argumento de que en uso de la libertad de expresión se permita agredir al otro por su condición diversa deja de ser un derecho y se vuelve un delito, así lo establecen la mayoría de los códigos penales”, concluyó Sánchez.

 
NTX/AYE/ACP

Sé el primero en comentar

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*