Con el objetivo de integrar y recuperar espacios públicos en la llamada Zona Norte de la ciudad fronteriza inició ayer el Festival Internacional de Cine Hotel Migrante.

El encuentro se lleva a cabo en seis sedes de Tijuana, Baja California, desde ayer jueves 12 y concluirá el miércoles 18 de diciembre.

Estas actividades forman parte del Programa Nacional de Cine Comunitario Cine Sillita y buscan atender los problemas derivados del tránsito de migrantes.

La iniciativa forma parte de la primera línea de acción del Programa Nacional México nos Mueve la Paz, Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, anunciado por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto en diciembre de 2012.

El Festival Internacional de Cine Hotel Migrante es un esfuerzo transversal e intersecretarial del Gobierno Federal, la Secretaría de Educación Pública, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal en coordinación con la Dirección de Prevención del Delito y Participación Ciudadana de Tijuana.

El festival busca responder a la diversidad cultural y económica de México, a partir de sus necesidades más urgentes y emerge del reconocimiento de los bienes y servicios culturales existentes, para articular al sector cultural público y privado en acciones comunitarias que incidan directamente en la población de zonas marginadas y en riesgo.

Algunas películas que se proyectarán son: Purgatorio, dirigida por Roberto Rochín (2008); La jaula de oro, de Diego Quemada-Díez (2013); y Luz silenciosa, de Carlos Reygadas (2007), entre otras.