Las diversas experiencias de jóvenes mexicanos que han realizado estancias de investigación en la Tierra del Sol Naciente, han quedado plasmadas en una serie de fotografías que participaron en el concurso anual Mis fotos de Japón, cuyas imágenes ganadoras se exhiben en el Museo Nacional de las Culturas.

La iniciativa surgió como parte de los programas de capacitación que oferta el gobierno de Japón a México a través de la Agencia de Cooperación Internacional de ese país (JICA), que convoca a los exbecarios mexicanos para expresar mediante la fotografía las experiencias vividas en el país nipón, generando así un intercambio cultural.

Bajo la coordinación de la Asociación de Exbecarios de México en Japón AC (Asemeja), se seleccionaron las fotografías ganadoras de la edición 2017 del concurso. Celina Bárcenas, vicepresidenta del organismo, señaló que más allá de la calidad técnica, se buscó que aludieran a un aspecto cultural y social del país del Sol Naciente.

El primer lugar del certamen fue para Carlos Alfonso Torres Fernández, con su fotografía titulada Paz, la cual hace alusión al Memorial de la Paz de Hiroshima. El monumento recuerda el lanzamiento de la bomba atómica en esa ciudad el 6 de agosto de 1945. A decir del autor, el retrato visual muestra el lugar iluminado con linternas flotantes, las cuales simbolizan el lado humano de la guerra.

El segundo fue otorgado a José Salazar Bautista y su fotografía Daibutsu II. La imagen refleja la tranquilidad y el simbolismo de la escultura de Buda en el Templo de Togan, en la ciudad de Nagoya.

El tercer premio correspondió a la imagen Flotando Ichi, de Herminio Menchaca Sánchez, que representa el trabajo en equipo de los japoneses de la ciudad de Kioto (antigua capital de Japón) para sostener al protagonista que baila en una escalera de diez metros de alto hecha de bambú.

Un reconocimiento especial se llevó la fotografía Subasta de atún, de Stephanie Montero. La impresión contrasta la paz que se vive en los templos de Japón con el bullicio del Mercado de Tsukiji, en Tokio, considerado el recinto de compra y venta de pescado más grande del mundo.

Las fotografías premiadas se integran a otras 34 que fueron ganadoras en ediciones anteriores, para conformar la exposición Mis fotos de Japón, la cual se exhibe en el segundo nivel del Museo Nacional de las Culturas y permanecerá abierta al público hasta el domingo 19 de abril.

Al presidir la apertura de la muestra fotográfica, Leticia Perlasca Núñez, coordinadora nacional de Difusión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), señaló que esta exposición de jóvenes mexicanos que han estado en Japón, refleja la calidad, el sentir y el compromiso que tienen ellos de retribuir lo aprendido en aquel país con la sociedad mexicana.

Celina Bárcenas comentó que en 2016 hubo 134 mexicanos subvencionados en distintos programas en el país insular del este de Asia, sumándose a los 2,441 que ya han vivido la experiencia en años anteriores.

Previo a la entrega de premios se llevó a cabo un panel donde ex becarios de Asemeja en 2016, compartieron su experiencia y la especialidad técnica que tomaron durante su estancia en Japón.

Alejandra Mosco Jaimes, profesora-investigadora del posgrado en Museología de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía del INAH, hizo mención de los programas educativos y el enlace que tuvo con algunas comunidades ubicadas en el medio de la isla principal de Japón, así como el trabajo curatorial en distintos museos de aquel país.

Sofía Carrillo Herrerías, subdirectora de curaduría y programación del Museo Ex Teresa Arte Actual del Instituto Nacional de Bellas Artes, habló sobre los museos de Japón como espacios de diálogo y convivencia, y resaltó la importancia que dan a la conservación del paisaje histórico de los pueblos.

El maestro Eduardo Andrés Escalante Carrillo, jefe de la Unidad Técnica de Planeación para el Manejo de Zonas Arqueológicas, en la Dirección de Operación de Sitios de la Coordinación Nacional de Arqueología del INAH, disertó sobre el patrimonio cultural y el turismo en la región de Kansai, considerada como la “Ruta Dorada” de Japón.

El Museo Nacional de las Culturas se ubica en la calle Moneda 13, Centro Histórico de la Ciudad de México. Horario: martes a domingo, de 10:00 a 17:00 horas. La entrada es gratuita.