La Batalla del 5 de Mayo, en 1862, fue un combate que ganó México de facto y que sirvió como una piedra angular en la construcción del engrandecimiento de su ejército y de su identidad, y como un triunfo ante el ejército más poderoso del momento, destacó Esther Acevedo, investigadora de la Dirección de Estudios Históricos (DEH), el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).


La especialista en el análisis de imágenes del siglo XIX, caricatura política principalmente, comentó que como historiadora, este acontecimiento bélico tiene distintos significados según los periodos y lugares. De 1862 a 1870 fue la gran gloria, la batalla que se le ganó a los franceses La Batalla del 5 de Mayo, en 1862, fue un combate que ganó México de facto y que sirvió como una piedra angular en la construcción del engrandecimiento de su ejército y de su identidad, y como un triunfo ante el ejército más poderoso del momento, destacó Esther Acevedo, investigadora de la Dirección de Estudios Históricos (DEH), el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).


La especialista en el análisis de imágenes del siglo XIX, caricatura política principalmente, comentó que como historiadora, este acontecimiento bélico tiene distintos significados según los periodos y lugares. De 1862 a 1870 fue la gran gloria, la batalla que se le ganó a los franceses sirvió para unir a la nación en contra del imperio, “aunque en realidad, no nos llevó a ningún lado (políticamente hablando), al contrario, al año siguiente la perdimos y, con eso, nos ganamos una monarquía por cuatro años”.


Esther Acevedo, junto con otros tres investigadores del INAH, participa en el libro México Francia: Memoria de una sensibilidad común, siglos XIX-XX, vol. VI. Historias, mitos y representaciones del 5 de mayo, coordinado por Javier Pérez Siller y Agustín Grajales Porras, el cual fue presentado en la Casa de Francia, espacio cultural del Instituto Francés de América Latina (IFAL).


El volumen, coeditado por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), el Centro de Estudios Mexicanos y Centroamericanos (CEMCA) y la editorial Eón, está integrado por 24 ensayos que revisan la historia de este combate, los mitos que se le han consagrado y las representaciones que, desde esa fecha hasta hoy, se le han relacionado, además de hacer una reflexión sobre su posterior impacto en la cultura de México y de Francia.


La publicación reúne la síntesis de esas reflexiones en cuatro ejes temáticos: El escenario: geopolítica, ciudad y población, La batalla: actores y percepciones, Representaciones: lecciones uniformes y narraciones partidarias y Conmemorar: lugares, palabras y desfiles.


El texto con el que la historiadora del INAH colabora se titula El grabado y la caricatura responden a las acciones del 5 de mayo, donde aborda a la revista francesa L´Illustration Journal Universel, para analizar la visión gala sobre los acontecimientos bélicos. También indaga la perspectiva mexicana, principalmente de crítica y de oposición, en La Orquesta y otros periódicos mexicanos.


“Nos avocamos a las representaciones, porque no solamente los archivos y documentos nos pueden referir datos importantes, sino también las imágenes que, muchas veces, brindan también elementos como los escritos históricos. En ese sentido, el INAH está a la vanguardia en la investigación histórica”, puntualizó.


Helia Bonilla, investigadora de la DEH, y Marie Lecouvey, de la Université Paris Ouest, Nanterre La Défense, participan con el texto Posadas y Frías entre nacionalismo y francofilia: las batallas de Puebla en la Biblioteca del Niño Mexicano.


Mientras que Fernanda Núñez y Guy Rozat Dupeyron, del Centro INAH Veracruz, colaboran con El 5 de mayo contado por Heriberto Frías a los niños.


De acuerdo con Esther Acevedo, hace 150 años a los franceses la derrota en Puebla si les decía mucho, porque no era entendible el hecho de haber sido vencidos cuando poseía el ejército más importante en ese momento, sin embargo, años después, este acontecimiento fue borrado de los libros de texto galos. Mientras que en México aún hay muchas cosas de las que debatir al respecto, se trata de “la conmemoración de una memoria no muy precisa”.


Erika Pani, investigadora y académica de El Colegio de México, expuso que el libro no trata de conmemorar el 5 de mayo, en su 155 aniversario, sino abrir una ventana que permite asomarse a la época en la que se desarrolló esta batalla, y a los sucesos posteriores a esta fecha.


“El libro reconstruye el escenario material y demográfico de la Intervención Francesa, la batalla y las distintas representaciones, desmenuza el significado de las conmemoraciones. Vemos que esta reconstrucción no es sólo del espacio poblano, sino de la gente que puebla estos distintos lugares”, refirió.


Javier Pérez Siller, uno de los coordinadores del volumen, explicó que en la Batalla del 5 de Mayo se enfrentaron el Ejército Mexicano, que representa la lucha por una república, y el de Napoleón III, de un imperio. Este combate entre dos tendencias políticas: la republicana y la monárquica, es signo, consecuencia y causa de esta disputa de sensibilidades, la del ciudadano y la del súbdito.


Napoleón III apostó a la invasión de México para establecer un imperio que frenara la expansión norteamericana, aprovechando la guerra civil en esa nación; apuesta histórica que no prosperó, ya que el 5 de mayo de 1862 se frenó ese proyecto.


Durante la presentación editorial también estuvieron los investigadores Ricardo Pérez Monfort, del CIESAS, y Agustín Grajales Porras, de la BUAP., “aunque en realidad, no nos llevó a ningún lado (políticamente hablando), al contrario, al año siguiente la perdimos y, con eso, nos ganamos una monarquía por cuatro años”.


Esther Acevedo, junto con otros tres investigadores del INAH, participa en el libro México Francia: Memoria de una sensibilidad común, siglos XIX-XX, vol. VI. Historias, mitos y representaciones del 5 de mayo, coordinado por Javier Pérez Siller y Agustín Grajales Porras, el cual fue presentado en la Casa de Francia, espacio cultural del Instituto Francés de América Latina (IFAL).


El volumen, coeditado por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), el Centro de Estudios Mexicanos y Centroamericanos (CEMCA) y la editorial Eón, está integrado por 24 ensayos que revisan la historia de este combate, los mitos que se le han consagrado y las representaciones que, desde esa fecha hasta hoy, se le han relacionado, además de hacer una reflexión sobre su posterior impacto en la cultura de México y de Francia.


La publicación reúne la síntesis de esas reflexiones en cuatro ejes temáticos: El escenario: geopolítica, ciudad y población, La batalla: actores y percepciones, Representaciones: lecciones uniformes y narraciones partidarias y Conmemorar: lugares, palabras y desfiles.


El texto con el que la historiadora del INAH colabora se titula El grabado y la caricatura responden a las acciones del 5 de mayo, donde aborda a la revista francesa L´Illustration Journal Universel, para analizar la visión gala sobre los acontecimientos bélicos. También indaga la perspectiva mexicana, principalmente de crítica y de oposición, en La Orquesta y otros periódicos mexicanos.


“Nos avocamos a las representaciones, porque no solamente los archivos y documentos nos pueden referir datos importantes, sino también las imágenes que, muchas veces, brindan también elementos como los escritos históricos. En ese sentido, el INAH está a la vanguardia en la investigación histórica”, puntualizó.


Helia Bonilla, investigadora de la DEH, y Marie Lecouvey, de la Université Paris Ouest, Nanterre La Défense, participan con el texto Posadas y Frías entre nacionalismo y francofilia: las batallas de Puebla en la Biblioteca del Niño Mexicano.


Mientras que Fernanda Núñez y Guy Rozat Dupeyron, del Centro INAH Veracruz, colaboran con El 5 de mayo contado por Heriberto Frías a los niños.


De acuerdo con Esther Acevedo, hace 150 años a los franceses la derrota en Puebla si les decía mucho, porque no era entendible el hecho de haber sido vencidos cuando poseía el ejército más importante en ese momento, sin embargo, años después, este acontecimiento fue borrado de los libros de texto galos. Mientras que en México aún hay muchas cosas de las que debatir al respecto, se trata de “la conmemoración de una memoria no muy precisa”.


Erika Pani, investigadora y académica de El Colegio de México, expuso que el libro no trata de conmemorar el 5 de mayo, en su 155 aniversario, sino abrir una ventana que permite asomarse a la época en la que se desarrolló esta batalla, y a los sucesos posteriores a esta fecha.


“El libro reconstruye el escenario material y demográfico de la Intervención Francesa, la batalla y las distintas representaciones, desmenuza el significado de las conmemoraciones. Vemos que esta reconstrucción no es sólo del espacio poblano, sino de la gente que puebla estos distintos lugares”, refirió.


Javier Pérez Siller, uno de los coordinadores del volumen, explicó que en la Batalla del 5 de Mayo se enfrentaron el Ejército Mexicano, que representa la lucha por una república, y el de Napoleón III, de un imperio. Este combate entre dos tendencias políticas: la republicana y la monárquica, es signo, consecuencia y causa de esta disputa de sensibilidades, la del ciudadano y la del súbdito.


Napoleón III apostó a la invasión de México para establecer un imperio que frenara la expansión norteamericana, aprovechando la guerra civil en esa nación; apuesta histórica que no prosperó, ya que el 5 de mayo de 1862 se frenó ese proyecto.


Durante la presentación editorial también estuvieron los investigadores Ricardo Pérez Monfort, del CIESAS, y Agustín Grajales Porras, de la BUAP.