Integrantes de la Sección 22, del SNTE, adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), mantienen tomadas las oficinas del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) en las que mantuvieron retenidos a 30 empleados para exigir administrar los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

En entrevista con Pascal Beltrán del Río, en Imagen Radio, el profesor director General del IEEPO, Germán Cervantes Ayala, denunció las acciones del magisterio, el cual además lanzó un comunicado a sus más 83 mil integrantes para rechazar los recursos para la rehabilitar 657 planteles educativos dañados por el sismo del 7 de septiembre.

“Mi oficina fue retenida, así como de algunos compañeros. La Sección 22 ha lanzado un llamado para que no se permita la utilización de los fondos federales para recuperar escuelas y llaman a no regresar a clases”, aseveró el funcionario local.

Detalló que tras los sismos de los días 7 y 19 de septiembre, de las más de 13 mil escuelas de educación básica en Oaxaca, tres mil 89 resultaron con daños y de éstas, 14 deben ser reconstruidas o 657 resultaron con afectaciones parciales.

Debido a ello, gracias a los trabajos coordinados entre el gobierno local y las autoridades federales se busca por medio del Fonden reparar las escuelas que resultaron daños parciales; no obstante, la Sección 22 del CNTE exige el manejo de esos recursos.

“La Sección 22 no tienen responsabilidad legal para manejar los recursos federales”, aseveró Cervantes Ayala. Ha habido un trabajo coordinado entre el Gobierno federal y Oaxaca que, por su condición económica, requiere de un apoyo de la federación”, aseveró el titular del IEEPO.

Destacó que los recursos federales se rigen por reglas de operación y mecanismos de transparencia para evitar usos distintos para los que fueron establecidos.

“En la reparación de daños menores hacemos un acta de la inversión del recurso, qué se hará y hacemos acta de entrega. Hay una ley que debemos cumplir y lo hemos venido haciendo”, dijo.

El pasado lunes un grupo de docentes disidentes entraron a ocho oficinas del IEEPO y además de vandalizar las instalaciones robaron documentos, así como equipo de cómputo.

Durante esos hechos fueron retenidos al menos 30 servidores públicos,quienes fueron puestos en libertad casi 24 horas después: cerca de las 16:00 horas del pasado martes.


inf./Tiempo Digital/Excélsior