El papa Francisco exhortó a los jóvenes a nunca abandonar sus sueños, a pesar de las dificultades actuales para conseguir trabajo.

En un evento con decenas de miles de jóvenes en el Circus Maximus de Roma, el pontífice les aconsejó a los jóvenes hacer caso omiso de los adultosque les dicen que no deben ejercer tal o cual profesión porque no es rentable.

Muchos de los jóvenes vinieron a pie, durante muchos días, para asistir al evento. Francisco contestó muchas preguntas que habían sido preseleccionadas.

Una estudiante universitaria relató que un profesor le dijo que no debía seguir sus estudios de arte y que mejor sería que se dedicara a los negocios.

El Papa contestó que hay que olvidarse de “los sueños de conveniencia” y hay que “correr los riesgos que conlleva pasear por la vía de tus sueños”.

“El miedo es la causa del pesimismo”, alertó.
Francisco ha convocado a un cónclave de obispos en el Vaticano en octubre para dialogar sobre las preocupaciones de los jóvenes.