El filósofo argentino Dardo Scavino ganó el 46 Premio Anagrama de Ensayocon El sueño de los mártires. Meditaciones sobre una guerra actual, una “fidedigna y brillante anatomía de las motivaciones del yihadismo” y una “impugnación de la falsa inocencia de Occidente”, según el fallo del jurado.

Scavino, que se llevará 9 mil 400 dólares como premio, explicó que el problema del yihadismo requiere una solución política y no militar.

​”Una respuesta militar agravará más la situación”, afirmó el autor, que consideró que, tras las dos guerras mundiales, el conflicto del yihadismo ha desencadenado “la primera guerra global, porque ya no es interestatal y su campo de batalla alcanza cualquier parte del mundo”.

En este teatro de operaciones, “un Estado ha declarado la guerra a una organización que no es estatal, sea Al Qaeda, Daesh o ISIS, aunque estos se autodenominen Estados”.

En esta guerra global se enfrentan —subrayó Scavino—, drones, fruto de la obsesión norteamericana por reducir a cero las bajas propias, contra “chalecos explosivos”, que convierten al combatiente en un arma.

De este modo, el mártir asume, por un lado, “la vieja figura del héroe que muere por la patria, como el kamikaze o el yihadista, y, por otro, la figura de la víctima inocente, en el sentido de que no es un combatiente”-

¿Qué causa el radicalismo?
En su análisis, el libro ganador del premio Anagrama comienza a principios de los 2000, cuando empezó el fenómeno y “muchos pensaron que eran agentes dormidos, como en la época comunista, pero luego se demostró que no era así y los jóvenes yihadistas eran reclutados en pocos meses”.

En su exposición del fenómeno del terrorismo islamista, el autor argentino llega hasta los atentados de Barcelona de agosto de 2017, y no deja de analizar el papel de las redes sociales utilizadas para reclutar a nuevos adeptos, como sucedió en Francia con un yihadista cantante de rap.

Scavino se interroga sobre por qué los movimientos de liberación árabe, “antiimperialistas, laicos y socializantes”, dieron paso al islamismo como “ideología aglutinadora”.

Un ensayo cuyo origen se remonta al día siguiente de los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, después de ver la reacción de un grupo de sus estudiantes musulmanes (es profesor en la Universidad de Pau, en Francia).

“La causa del radicalismo es política y social y, en muchos casos, se ha podido comprobar que los reclutados desconocían los principios fundamentales del Islam”.

Aquellos pensamientos iniciales derivaron al deseo de escribir un ensayo tras publicar un artículo a propósito de la matanza de Charlie Hebdo en 2015.

A pesar de que parece una guerra de religión, el autor sostiene que ésta ocupa un lugar secundario:

“Es un problema esencialmente político con una apropiación de textos religiosos, sobre todo del lado del yihadismo, si bien en Occidente se utilizan términos como el Eje del Bien y del Mal o incluso Bush apeló a que Dios le envió una misión”.

Con información de Milenio