Julio César Chávez resultó ser el crítico más duro de su hijo, Julio César Chávez Jr., de quien afirmó le hizo falta lo que a él le sobró en sus épocas como púgil profesional.

El César, catalogado como el mejor boxeador mexicano de todos los tiempos, no se tentó el corazón al momento de hablar de la decepcionante actuación de su vástago en la pelea del sábado ante Canelo Álvarez.

"A Julio le faltó eso que a su padre le sobraba. Fue muy conformista, le pedía que tirara más golpes, que si iba a perder o lo noqueaban mínimo me regalara un pinche round tirando golpes, pero no lo hizo", apuntó.

Chávez padre también señaló que, con el paso de los rounds, lo único que el Junior buscó fue no salir humillado y noqueado del T-Mobile Arena de Las Vegas, en donde fue vencido por decisión unánime por Sául Álvarez.

"Cuando estás arriba del ring y sientes que el cuerpo no te responde, que no haces daño, ya lo único que tratas es de sobrevivir. Julito buscó que Canelo no lo humillara y lo noqueara", comentó a "ESPN".


inf./Grupo Fórmula