A pesar de la ventaja de 3-0 conseguida en el duelo de ida, el Real Madrid cayó 2-1 ante el Atlético de Madrid en la vuelta de semifinales de la Liga de Campeones de Europa, sin embargo, el marcador global de 4-2 le permitió clasificarse a la final del torneo.

En un duelo emotivo, ya que sería el último partido en competiciones europeas que tendría el estadio Vicente Calderón, la escuadra de Manzanares preocupó a los seguidores “merengues” con dos rápidas anotaciones, pero un gol de Isco permitió al equipo blanco llegar a la final en Cardiff, donde se medirán ante la Juventus de Turín.

Apenas al minuto 11, el inicio a tambor batiente por parte de ambas escuadras derivó en varias oportunidades de peligro, pero sería el conjunto “colchonero” quien adelantaría por conducto de Saúl Ñíguez, quien conectó un certero cabezazo en un tiro de esquina para poner el 1-0 del partido.

La conmoción permaneció en la zaga merengue, que al 15’ concedió una pena máxima por una entrada a destiempo de Raphael Varane sobre Fernando Torres, la cual sería bien ejecutada por Antoine Griezmann para el 2-0 del cotejo y el 3-2 en el global.

Tras un leve bajón en el momento de partido, el conjunto blanco logró descontar al 42’ luego de una gran jugada individual de Karim Benzema, quien pasó el balón para que Toni Kroos soltara un disparo atajado por Jan Oblak, sin embargo, Isco recogería el rebote y anotaría el 2-1del partido y el 4-2 global.

En la segunda mitad, la iniciativa propuesta por los dirigidos del “cholo” Simeone fue dejada de lado y adoptada por los pupilos de Zinedine Zidane, quienes poco a poco sofocaron el libre tránsito del esférico entre los “colchoneros”, sin embargo, el empuje y la personalidad se convirtieron en combustible para la escuadra de Manzanares.

Real Madrid disputará la final de la Liga de Campeones de Europa el sábado 3 de Junio en el estadio Millenium de Cardiff ante la Juventus, en lo que será su final número 15 en este torneo, mientras para los italianos será la novena.



inf./Notimex