Los jugadores mexicanos del Porto, Diego Reyes y Héctor Herrera, conformaron sociedades en el paraíso fiscal de Malta, donde la tasa de impuestos es baja con sociedad con actividades fuera del país.

Ambos futbolistas crearon sus sociedades offshore al momento de ser transferidos al equipo portugués, una jurisdicción con la México no tiene un convenio de información tributaria y donde las estructuras, de Reyes y Herrera, con sólo 5% de impuestos.

Las “compañías” que creó “HH”, después de llegar al Porto en 2013, fueron Herrera Holdings Limited y Herrera Management Limited, incorporadas en febrero de 2014. Por otro lado, Diego Reyes, quien firmó con los portugueses en diciembre de 2012, incorporó Nemo Limited y Pelon Investments Limited. Entre 2014 y 2015, rondaron cerca de medio millón de euros.

De acuerdo con información de Proceso, los datos que se tienen de Malta, no son todas las operaciones de las sociedades de papel o dinero que pasaron por sus cuentas en el banco, aún existen más participantes de los Paradise Papers.