Los Pumas de la UNAM regresaron a su sueño clasificatorio con su triunfo de 4-2 ante Los Camoteros de Puebla.

Por momentos ofreció buen futbol y hasta hizo olvidar la larga racha de derrotas vergonzosas y empates insulsos.

El partido tuvo muchos capítulos polémicos, con el árbitro como eje, por no haber marcado la salida lateral de un balón a la cual siguió un gol de los locales.

El partido lo abrió Cavalini por los visitantes a medio primer tiempo.

Casi al límite, al 45, Nicolás Castillo empató para los universitarios.

Luego Alustiza los colocó adelante.

La UNAM atacaba con fuerza y parecía caer el tercer tanto -un error de Alustiza evitó el 3-1, cuando el árbitro dejó injustificadamente a los capitalinos con diez jugadores.

A los 70 Cavalini volvió a anotar, esta vez con la cabeza, en un descuido defensivo.desde.

Los visitantes se fueron al abordaje y todo les indicaba ventaja cuando, a los 79, Nicolás Castillo anotó el tercero con desvío defensivo.

Y cerró a los 93 el propio Nico Castillo, quien ahora es líder de goleo.

Emocionado, dedicó su hart trick a los aficionados de la UNAM.